Hace algunos años atrás Tekashi 6ix9ine solo era conocido en el ambiente del hip hop y el trap, pero después de las acusaciones y el juicio que luego lo llevó a la cárcel, su nombre comenzó a aparecer en las redes sociales y con ellos toda el escándalo alrededor de su persona, sus videos y el mensaje de sus canciones.

Se lo acusaba de tantas cosas que hasta se llegó a hablar de una posible cadena perpetua, pero finalmente fueron dos años de prisión. Pero Daniel Hernandez (su verdadero nombre) tuvo un gran plan para reducir su pena y delató a todos sus cómplices en el tráfico de drogas, robos a mano armada y amenazas. 

Con eso, y su condición de asmático que lo ponía en riesgo de contagio de coronavirus, 6ix9ine logró abandonar la cárcel y cumplir el resto de la condena en su casa, gracias al beneficio de la prisión domiciliaria.

Y cuando todos creían que este era el fin de su carrera, el rapero se reinventó y lanzó 3 canciones con sus respectivos videoclips y rompió todos los récords en las listas. Al día de la fecha y a tan solo un mes de su lanzamiento, su primera canción de esta “nueva etapa” ya supera las 428 millones de reproducciones y la segunda canción que lanzó cumpliendo prisión domiciliaria logró un nuevo récord y se convirtió en el video de hip hop con el lanzamiento mas exitoso: 46 millones de reproducciones en menos de 24 horas (a tres semanas de su estreno ya lleva casi 180 millones de reproducciones).

Ahora, Tekashi mostró el backstage de sus tres nuevo videos y como hizo para grabarlos desde su casa/cárcel: simplemente “empapeló” unas cuantas veces una habitación de su casa, hizo algunos cambios de vestuarios y decoró todo con burbujas, pintura y alguna que otra mascota. 

Según sus propias palabras “hizo historia desde el living de su casa”, y aunque eso de “hacer historia” se puede discutir, sin duda demostró que tener una computadora, una cámara y algunas ideas, fue suficiente para poder relanzar su carrera y salir del ojo de la tormenta.