Mientras familiares y amigos despiden a Gerardo Escobar, cuyo cuerpo fue hallado en el río una semana después de haber sido reportado desaparecido, la polémica crece en torno a cómo se produjo su muerte. El defensor general de la provincia, Gabriel Ganón, aseguró que el cuerpo “presentaba golpes muy importantes en la zona genital” y planteó que no habría muerto por ahogamiento. Sin embargo, la versión oficial de la Fiscalía es diferente: al descartarse traumatismos, la hipótesis que toma fuerza es justamente la de ahogamiento. Por estas horas, nada es conclusivo y hay que esperar los resultados de las pericias.

En diálogo con Rosarioplus.com, el fiscal Adrián Spelta se mostró sorprendido por las declaraciones del defensor general. Consideró "prematuras" sus afirmaciones.  “Nosotros nos manejamos con la evidencia que tenemos”, sostuvo.

Enfatizó la necesidad de ser cautos, al considerar que “es necesario remitirse al resultado de las pericias que se tendrán en la próxima semana, porque hay una familia detrás”.

En este mismo sentido Sebastián Carranza, el secretario de prensa del Ministerio Público de la Acusación, expresó que desde la Fiscalía Regional preferían no opinar sobre las afirmaciones de Ganón.

“Que él se haga cargo de lo que piensa y de las expectativas que genera en la familia. A mi entender sus declaraciones no tienen fundamento y no descarto algún uso político. Tendría que aportar las pruebas que lo corroboren” agregó.

En cuanto a la presencia de lesiones en la zona genital aseguró que “el médico de la defensa pidió pruebas para determinar si había o no traumatismos en la zona genital. Pero que hubo traumatismos es una interpretación de Ganón, ni siquiera de su médico. Se hizo una extracción de tejido para hacer los estudios correspondientes, pero repito: hay que esperar los resultados".

“La Fiscalía autorizó la presencia del médico de parte, que durante el procedimiento no objetó nada de lo que se hizo. No tendría que haber firmado el informe ayer si consideraba que había lesiones”, culminó.