sec-corbata

Vuelve a la carga el proyecto para modificar la ley de agrotóxicos

El diputado provincial por el Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, presentará por quinta vez su proyecto para modificar la Ley de Agroquímicos (que data de 1995) mediante la prohibición de las fumigaciones aéreas y las terrestres a 1500 metros de cada ejido urbano. 

“Considerando la magnitud de la utilización de agroquímicos en Santa Fe y la fragilidad de la salud que se detecta en la población de los pueblos fumigados, es fundamental prohibir todo tipo de fumigaciones aéreas de plaguicidas en todo el territorio provincial”, señala el texto.

Y agrega: “Las fumigaciones terrestres deben alejarse de las plantas urbanas de pueblos y ciudades; ya que si bien su deriva es menor, esta alcanza el interior de los barrios colindantes con los sembradíos”.

Por todo esto, la iniciativa de Del Frade menciona como “esencial” que exista una zona de exclusión libre de agroquímicos no menor a 1.500 metros del límite externo de las plantas urbanas de pueblos y ciudades y de 2.000 mts en áreas en escuelas rurales.

Cabe señalar que los agroquímicos (sustancias manufacturadas por la industria química utilizadas en la actividad agropecuaria) se componen por dos grupos principales: los fertilizantes y los plaguicidas. Asimismo, estos últimos estan compuestos por los herbicidas, insecticidas, fungicidas, entre otros.

En este sentido, el proyecto explica que “una vez liberados al ambiente, los plaguicidas pueden contaminar los ríos el aire, la tierra y los alimentos” en tanto que “los afectos de los agroquímicos sobre la salud humana pueden ser agudos y/o crónicos“. Asimismo, el más utilizado es el herbicida glifosato.

No más venta libre

Por otro lado, propone prohibir la venta libre de estos productos agroquímicos “nocivos para la salud y el ambiente ya que es costumbre de los ciudadanos utilizarlos de forma habitual para la aplicación doméstica, careciendo de la protección adecuada para la manipulación de
estas sustancias, y de la información pertinente sobre su toxicidad y su implicancia en la salud, potenciando así el riesgo ya que estas aplicaciones son imposibles de ser controladas”.

Antecedentes

En 2017, la Provincia de San Luis sancionó la “Ley de Distancias Mínimas para aplicación de Glifosato, Herbicidas Equiparables y/o Agroquímicos en todo Tipo de Cultivos Productivos” en el que se puso como distancia mínima para las aplicaciones de pesticidas 1.500 metros “del límite de los centros urbanos o desde la última línea de edificación de centros poblados o espacios públicos definidos por los municipios”.
 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo