sec-corbata

Vicentin y después: una posibilidad para el Estado

La enorme Vicentin voló por los aires y las consecuencias alcanzaron a miles. El “estrés financiero” afectó especialmente a los pequeños productores, que ven como el castillo se derrumba sobre sus cabezas. Más allá de las miserias que afloraron con la cesación de pagos, la situación obliga a replantearse toda la trama ligada al funcionamiento de estos gigantes ¿Viene más participación del Estado?

El pedido de una estatización o de un marcado acercamiento del gobierno no es nuevo. De hecho en los últimos años ingresaron al Congreso de la Nación al menos dos proyectos en ese sentido. Uno de ellos plantea la creación de la Empresa Argentina Comercializadora de Productos S.A (EACOP). Una especie de YPF para el mercado agroexportador.

La iniciativa fue presentada en 2018 por el ex diputado nacional por Santa Fe, Alejandro Ramos. En diálogo con Federico Fiscella en Sí 98.9, el baigorriense habló de la importancia de “tener una sociedad estratégica con los pequeños productores”.

“El Estado debería tener una participación más activa a partir de una sociedad agroexportadora (…) Como tenemos YPF, tener una sociedad agroexportadora. Que el Estado tenga en este sector fundamental la posibilidad de participar”, explicó.

El proyecto que descansa en el Congreso plantea que la EACOP funcione bajo la órbita del Ministerio de Producción y Trabajo y que se instale en alguno de los siguientes departamentos de la región: Rosario, San Lorenzo o Constitución.

La idea de Ramos es que las ganancias netas que genere la empresa sirvan para la creación de un fondo específico que se utilice, entre otras cosas, para la creación de líneas de financiamiento que beneficien el desarrollo de pequeños y medianos proveedores y productores. “El Directorio de la empresa definirá el monto a destinar a este fondo específico, pero no pudiendo ser menor del 10% de las ganancias netas”, recalca el proyecto.

Según el ex legislador, la creación de la EACOP puede ser una importante herramienta para “poder generar los dólares necesarios” y dejar de “discutir permanentemente con los productores por las retenciones”. “Hagamos que el Estado participe de la ganancia”, concluyó.

Recuperar la logística

Otro proyecto en el Congreso es el que plantea la reactivación de la marina mercante de cargas por parte del Estado. Hoy la logística está totalmente en manos extranjeras.

En su día Ramos propuso la creación de la Empresa Naviera Argentina S.A. (ENAR) como una prioridad. El ex secretario de Transporte de la Nación buscó con la iniciativa  “impulsar la conexión de los centros de producción regionales con el mundo, defendiendo e incentivando el trabajo argentino así como incentivar al desarrollo de la industria naviera nacional en toda la cadena: proveedores, astilleros, fabricantes de buques, empresas de servicios, entre otras”.

El transporte marítimo representa un 80% del total del volumen de comercio a nivel mundial y más del 70% de su valor financiero transitan por mar y por los puertos del mundo entero, según datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). Sin embargo, el sector marítimo, de vital importancia para la economía mundial, goza actualmente de escaso reconocimiento público y social en Argentina.

“Contar con una marina mercante que compita palmo a palmo con empresas internacionales permitirá a nuestro país mejorar el acceso a mercados extranjeros, desde los ya consolidados, pero principalmente abrir y consolidar nuevos. Contar con una marina mercante de bandera es un elemento central para fortalecer la soberanía”, remarca el proyecto de ley.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo