sec-corbata

Ventas y consumo en la era Macri: 31 de los 34 meses con cifras negativas

El dato se desprende al analizar el comportamiento de las ventas minoristas desde enero de 2016. La última planilla, la de octubre, arrojó una caída del 9,4% en relación a igual mes del año pasado. Todos los rubros experimentaron caídas muy fuertes

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) difundió esta semana que octubre cerró con una abrupta caída de ventas minoritas del 9,4% en relación al mismo mes del 2017. Los 18 rubros relevados por el informe vendieron bastante menos que el año pasado. Calzado, textil y electrodomésticos, por dar solo un ejemplo, retrocedieron más de un 10%.

La planilla de octubre está lejos de ser puntual o excepcional. Se arrastran diez meses consecutivos de declive lo que suma un 4,9% en 2018. Los datos, al cabo, no hacen más que mostrar el fuerte deterioro del poder adquisitivo de los asalariados y pensionados en medio de un escenario recesivo e inflacionario.

El análisis de los informes desde enero de 2016 --primer mes entero de gestión del gobierno de Mauricio Macri—confirma que las pymes y los comercios minoritas integran el amplio grupo de sectores perjudicados por las políticas económicas de la Casa Rosada.

 

De los 34 meses que transcurrieron desde la asunción de Cambiemos, 31 arrojaron resultados negativos. Las ventas solo crecieron en tres informes: octubre, noviembre y diciembre del 2017.

En 2015 la variación interanual entregó siempre cifras positivas. El crecimiento osciló entre 1,5 y 3,1 dependiendo de los meses. En cambio, los 12 meses de 2016 y los primeros 9 de 2017 arrojaron descensos consecutivos.

El retroceso más fuerte de esa larga serie se experimentó de mayo a diciembre de 2016, con caídas entre un 7,5% y un 9,8%.

La curva cambió recién en octubre del año pasado con un leve crecimiento del 1,5%. El veranito para los comerciantes duró dos meses más: noviembre (+0,4) y diciembre (+1,1).

La merma de las ventas se consolidó en los diez meses que van del 2018. En enero, febrero, marzo y abril con caídas de entre un 1,5% y un 3%. De mayo a octubre, aún más marcado: de un 4,2% a un 9,4%.

La proyección indica que noviembre y diciembre también serán muy malo para la actividad comercial, por lo que de 2018, al igual que de 2016, terminará de principio a fin en números rojos.

Cifras muy preocupantes

Para sus informes, Came releva, mes a mes, 2.000 comercios pymes de Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, y el interior del país, en los principales rubros que concentran la venta minorista familiar.

Las jugueterías, para atrás

En octubre, el 76,4% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus despachos, sólo 17,4% crecieron y el 6,2% se mantuvo sin cambios. “Hay mucha preocupación entre los empresarios sobre cómo será la venta de fin de año si el mercado no repunta”, admiten desde Came.

Todos los rubros relevados cayeron en la comparación anual. Los derrumbes más marcados fueron en “Joyería y Relojería” (15,3%) y  “Marroquinería”, con un desplome anual de 12,9% en las cantidades vendidas.  

En “Materiales para la Construcción”, el despacho tuvo un hundimiento del 14,1%. “Se vendió con muchos altibajos, los comercios están preocupados a la vez por la cantidad de productos que salen en el mercado informal, afectando las ventas. A eso se suman algunas grandes cadenas que captan ventas con descuentos y ofertas que no pueden igualar”, explica Came.

La venta de “Alimentos y Bebidas”, el rubro más sensible, descendió un 5,2% anual y acumula una baja de 2,5% en los primeros diez meses del año. Según el informe, “el público se inclinó hacia terceras marcas, recorrió buscando precios entre un local y otro, y armó pooles para ir a comprar a mayoristas, ferias, mercados de abastos, y otros lugares para abaratar”.

Además, “muchos comercios informaron que para no perder ventas mantuvieron precios, pero absorbiendo ellos los aumentos con que llegó la mercadería. Sobre todo, pudieron hacerlo los negocios que son propietarios de los locales y tienen más margen para manejar costos. El resto se vio muy comprometido por los incrementos en los alquileres del mes”.

En “Indumentaria”, las ventas declinaron 8,4% y suma un desplome de 5,6% en el año. Sólo el 18,8% de los comercios del sector tuvieron aumentos en las ventas. El mismo comportamiento tuvo el rubro “Textil-blanco” con una caída de 10,6% anual.

Por regiones, los mayores derrumbes se obtuvieron en las regiones NOA, Cuyo y Centro del país, con bajas anuales de 15,7%, 14,6% y 16,6% respectivamente. En Provincia de Buenos Aires y Gran Buenos Aires la caída fue de 8,7% mientras que en CABA fue de 9,2%, siempre en la medición en cantidades.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo