sec-corbata

Una plaga de langostas pone en alerta al norte santafesino

El agua no se convirtió en sangre, las ranas no cayeron del cielo, hubo bastantes piojos, las bestias salvajes azotaron Ushuaia, el ganado se inundó pero no se enfermó, la viruela no dio señales. Sin embargo, las langostas sí llegaron a Santa Fe como una profecía bíblica. 

Dos grandes mangas de langostas atacan desde hace unos días la zona rural de Santiago del Estero, Chaco y también el norte de Santa Fe.

"Cuando se juntan las dos cortinas se hace una banda muy grande", comentó la presidenta comunal de Santa Margarita, departamento 9 de julio, Raquel Noemí Hudec. Según detalló la funcionaria, las langostas se encuentran en una estancia llamada "Los Quebrachales" y ocupan una superficie de 10 kilómetros de largo y tres de ancho.

El Senasa viene monitorenado a la plaga desde hace dos meses, cuando se presentaron por primera vez en el sur santiagueño y chaqueño.

"No sé para dónde irán a agarrar cuando salga el sol, por ahora están quietas por la lluvia; pero estaban yendo para el norte", indicó Raquel, en diálogo con Rosarioplus.com, y agregó: "No las fumigaron porque supuestamente están en edad juvenil y no desovan. Por suerte todavía no comieron lo sembrado".

Por su parte, el secretario de agricultura santafesino Marcelo Bargellini le bajó dramatismo a la situación y afirmó que la provincia "no está siendo invadida" por las langostas, ya que es un conjunto pequeño. 

"Es una problemática muy vieja, pero no es importante. No está afectando a los cultivos", señaló el funcionario, en diálogo con Rosarioplus.com.

En cuanto al origen de la plaga, el Ingeniero Agrónomo aseguró que los insectos ingresaron por Chacho y Formosa, desde Paraguay, hasta llegar a Santiago del Estero, "rozando un rincón de Santa Fe" e impulsados por el viento.

"Hay una reunión en Senasa para ver qué plan de contingencia implementar, pero está apuntado a Santiago del Estero y Chaco", remarcó el secretario y agregó: "Es una plaga que se mueve y no podés ir fumigando todos los campos. Sólo se fumiga donde ponen los huevos, para no desparramadar insecticida por todo lados".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo