Un supermercado mide la temperatura de sus clientes antes de dejarlos pasar

Los controles sanitarios ya no son potestad exclusiva del Estado. Esta semana un supermercado de Pellegrini al 600 tomó la iniciativa de, por sus propios medios, ayudar a evitar se propague el virus en el barrio.

Se trata de Su Super, un tradicional supermercado de barrio, que decidió cuidar a sus empleados (y a la comunidad) con estrictas medidas. Antes de entrar, con un termómetro digital miden la temperatura de los clientes que se acercan a hacer las compras. Se lo apoyan en la frente, y lo limpian con alcohol en gel. Si no supera los 37.3, le dan vía libre al salón. Todos los empleados cuentan con barbijos y demás medidas tradicionales. 

Un super mide la temperatura de sus clientes antes de dejarlos pasar

�� Un super mide la temperatura de sus clientes antes de dejarlos pasar ���� Los controles sanitarios ya no son potestad exclusiva del Estado. Esta semana un supermercado de Pellegrini al 600 tomó la iniciativa de, por sus propios medios, ayudar a evitar la propagación el virus del #coronavirus en el barrio.��

Publicada por RosarioPlus en Martes, 31 de marzo de 2020

Los comercios del rubro están dentro de la nómina de los permitidos para seguir trabajando. Es claramente un beneficio frente a otras actividades, pero también es un riesgo para los trabajadores y una responsabilidad para la sociedad. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo