sec-corbata

Un imprentero italiano mudo, el cerebro de una banda de falsificadores

Los delincuentes actuaban en todo el país y cayeron tras una serie de allanamientos que incluyeron a Rosario. Los detalles de cómo operaban

Los fajos de billetes confiscados a la banda de falsificadores (Télam)
Los fajos de billetes confiscados a la banda de falsificadores (Télam)

Un imprentero italiano mudo, de 70 años y 50 de experiencia, era el “artista” que falsificaba billetes para una banda que operaba en todo el país y que, tras allanamientos que incluyeron a la ciudad de Rosario, fue desbaratada por la Policía Federal.

Parece un argumento de una película, pero es real: doce personas acusadas fueron detenidas en 18 allanamientos realizados en Buenos Aires y Rosario, en los que se incautaron más de un millón y medio de dólares y casi seis millones de pesos, todos apócrifos, que planeaban ingresar al mercado mediante compras por Internet.

Fuentes policiales informaron que este operativo que permitió desbaratar esta organización criminal se denominó “Corredor de papel” ya que existía justamente una especie de corredor entre la ciudad santafesina de Rosario y la localidad bonaerense de Wilde.

Los allanamientos fueron realizados por personal de la Unidad Federal Investigación Delitos Falsificación de la Policía Federal, que actuó por orden del juez federal Claudio Bonadio, quien lleva adelante la causa.

Además del imprentero italiano hay otros nueve detenidos argentinos, un uruguayo y un paraguayo, a quienes les hallaron 1.600.705 dólares apócrifos, 5.706.500 pesos también falsos y también dinero de curso legal: 148.135 pesos, 6,500 dólares, 105 euros y 70.000.000 millones de guaraníes (245 mil pesos aproximadamente según el cambio del día).

Así operaban

La investigación se inició en septiembre de 2016 a raíz de varias denuncias de damnificados por estafas con billetes falsos. Fuentes de la pesquisa dijeron que se trataba de una “red criminal aceitada” que producía los billetes falsos en domicilios de La Plata y Mar del Plata, en la Ciudad de Buenos Aires y en Rosario.

Fue así que se detectó la existencia de una organización que se dedicaba a la introducción de billetes apócrifos en el mercado mediante la compra de mercadería por Internet en portales como OLX, Let Go y Alamaula, en general de artículos de electrónica.

Los voceros detallaron que la banda era liderada por el imprentero italiano, a quien apodaban “Mudo”, y ya había sido investigada años atrás en el marco de una pesquisa que derivó en el desbaratamiento de una organización criminal en 2006. Precisamente el “Mudo” era el personaje investigado por el juez Bonadío y también por la jueza federal 2 de San Martín, Alicia Vence, en otra causa.

“El imprentero es un artista por la calidad de los billetes, me decía la gente de la Policía Federal que en los últimos treinta años es el trabajo más profesional que han visto”, señaló Burzaco.
Mientras que Roncaglia describió al imprentero como un “artista número de uno”, que trabajaba “con el sistema a la vieja usanza: tenía una imprenta con atención al público y una puerta falsa en el fondo adonde accedía esta cadena de impresión gráfica de billetes”.

Por otra parte, del análisis de comunicaciones telefónicas, los investigadores identificaron a un tal “Tomás” como el presunto organizador de la distribución e introducción de billetes falsos (pesos y dólares) a través de distintas personas.
Este sospechoso organizaba la colocación del dinero falso en el circuito financiero mediante la compra de diferentes equipos celulares y tecnológicos de alta gama por en páginas de venta de Internet.

Durante la investigación, se detectaron los lugares precisos, donde fabricaba los billetes falsos, tanto argentinos como dólares estadounidenses y se pudo también identificar a las personas encargadas de la distribución y puesta en circulación de ese dinero apócrifo.

Durante los 18 allanamientos realizados se secuestraron impresoras, computadoras, guillotinas, laminadoras, rollos termosensibles, láminas impresas, prensadoras, cámaras gráficas, tarros de tintas, secadoras de láminas y demás elementos que se empleaban para falsificar el dinero.

En tanto en un allanamiento en una vivienda la ciudad de La Plata se hallaron tres fusiles calibre 7,62, un Winchester 4440, una carabina calibre 22, una escopeta calibre 28, una calibre 16/40 y un revólver.

Los detenidos quedaron alojados en dependencias federales de La Plata y Mar del Plata y serán trasladados a los tribunales de Comodoro Py 2002 para ser indagados por el juez Bonadio.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo