sec-corbata

Un hijo del Viejo Cantero seguirá preso por el crimen de un joven

Un juez penal de Rosario prorrogó este viernes la prisión preventiva de Ariel Maximiliano Cantero, uno de los hijos del Viejo Cantero antiguo líder de la narcobanda rosarina “Los Monos”, quien está imputado como autor del homicidio de otro joven en una presunta disputa barrial por el comercio de drogas, informaron fuentes judiciales.

“Chanchón” Cantero (19), hijo del “Viejo” Ariel Máximo Cantero con una pareja distinta a la madre de los líderes de “Los Monos” que están siendo juzgados en el Centro de Justicia Penal, fue imputado en septiembre pasado por el asesinato de Brian Chamorro, de su misma edad.

El juez Carlos Leiva resolvió durante una audiencia realizada este viernes mantener la prisión preventiva de Cantero –dictada hace dos meses- hasta que estén los resultados de un examen de ADN ordenado en la investigación del crimen.

El fiscal del caso, Rafael Coria, había imputado a “Chanchón” y a dos presuntos cómplices, Federico Picerno (22) y Franco Ramón Colque (23), por el crimen de Chamorro.

El joven fue asesinado de cinco balazos el 26 de julio luego de que le robaran su moto, una Yamaha YBR azul, y según testigos del hecho los agresores se movían en un Fiat Siena blanco. En ese auto, detuvieron a “Chanchón” Cantero dos meses más tarde.

Según la acusación, los tres levantaron a Chamorro y tras balearlo, lo tiraron cerca de un parque público en avenida de Circunvalación y Ayacucho, donde dos trabajadores lo encontraron esa mañana.  Según el fiscal, cinco días antes cuatro personas fueron al domicilio de la víctima y amenazaron a la madre. “Decile al Brian que saque los tres pibes que tiene en Rouillón y Viedma (vendiendo droga) o va a aparecer en un zanjón”, habrían dicho. 

En ese lugar, siempre según la acusación, Chamorro tenía un búnker de venta de drogas que competía con Cantero y sus cómplices. 

En la audiencia de este viernes, el fiscal Coria dio a conocer nuevo material probatorio que fue recolectado en los últimos dos meses: principalmente, hizo referencia a sangre y pelos encontrados en el Fiat Siena de Cantero en el que, según la teoría fiscal, habría sido trasladado el cadáver de Chamorro hasta el lugar en el que fue encontrado. 

En la pericia realizada al vehículo, la prueba de Luminol dio cuenta de que en el baúl había rastros de sangre, pero la escasa cantidad no permitió determinar si corresponde a una persona, por lo que deberá realizarse un examen de ADN.

El defensor de los tres jóvenes, Fausto Yrure, rechazó la posible validez como prueba de esa muestra argumentando que Cantero se dedica a la crianza y venta de cerdos, por lo que tanto los pelos como la sangre encontrados “muy probablemente” pertenezcan a animales. 

El abogado detalló que fueron siete los pelos encontrados, cinco de los cuales se determinó que son de animal, uno cuya procedencia no se pudo determinar y otro que tiene “27 centímetros de largo”.

Según Yrure, no se correspondería con los de la víctima, que tenía pelo corto. El juez Leiva resolvió igualmente mantener la prisión preventiva de los acusados hasta que estén los resultados del examen de ADN de los cabellos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo