Un año de avances pero aún con mucha violencia machista en Rosario

En el Día Internacional por la erradicación de la violencia de género, y cuando falta poco más de un mes para finalizar el año, Rosarioplus.com reunió a referentes en el asunto para analizar el panorama en la ciudad. En lo que va del 2018, 34 mujeres murieron en la provincia, quince de ellas en el Gran Rosario.

La intendenta Mónica Fein, la directora del Instituto de la Mujer Carolina Mozzi, la diputada provincial, Silvia Augsburger, la activista de Mumalá, Sofía Botto, la coordinadora de Ampliando Derechos Nora Giacometto, y la integrante del Equipo de Género del FpV, Mercedes Pagnutti, reflexionaron sobre maternidad adolescente, ley del aborto, ESI, el movimiento Ni Una Menos, femicidios vinculados a la narcocriminalidad, entre otros temas.

Coincidieron en que fue un año de avances para la toma de conciencia, para desnaturalizar el flagelo. Algunas rescataron el trabajo de la Fiscalía de Género, otras resaltaron la labor de las ONG en la materia. La mayoría marcó la necesidad de mayor presencia del Estado municipal en los barrios en este tema.

La intendenta Mónica Fein opinó como tal, y como mujer. Ella destacó el trabajo de cientos de familias en mejorar la convivencia, así como el del movimiento Ni Una Menos en las calles, y la gestión en políticas de género, que cumplió 30 años con el Área de la Mujer y la línea del Teléfono Verde. A pesar del trabajo realizado reconoció que cada día la violencia se cobra alguna victima, a veces fatal y a veces de violencia psicológica.

Desde su trabajo con las estadísticas de los femicidios en la ciudad, Mercedes Pagnutti destacó que la difícil economía de este año agudizó la feminización de la pobreza, y aseveró que un nuevo fenómeno aqueja a la ciudad: los femicidios en torno a la narcocriminalidad.

Desde el territorio, asistiendo a las chicas en los barrios, Nora Giacometto destacó que como no tienen recursos, no hay forma de acercarse a denunciar cuando son víctimas de violencia machista. Recordó que es fundamental que el Estado llegue al barrio, ya que sólo llega cuando realizan una denuncia en los Centros Territoriales y las comisarías.

La diputada provincial Silvia Augsburger se mostró esperanzada por el fortalecimiento y la transversalidad del movimiento Ni Una Menos, que a través de la puesta en agenda pública del debate de despenalización del aborto, sumó a las generaciones adolescentes y más jóvenes. Destacó que se avanzó mucho en las leyes, pero que falta mucho avanzar en los tres niveles y en los tres poderes del Estado.

Desde la ONG Mumalá, Sofía Botto destacó que es un año marcado por las mujeres en las calles, en el reclamo por el derecho al aborto, y en este sentido aseguró que hubo un incremento de mujeres que se animan a denunciar. Analizó que el Estado debe descentralizar para darles una respuesta y que los primeros niveles de atención tengan asesoramiento para las mujeres, y fustigó a la justicia, que es donde más se sufre violencia institucional, se re-victimizan al descreer de sus denuncias.

La directora del Instituto de la Mujer municipal, Carolina Mozzi, recordó que se trabajó fuerte en la difusión de los derechos de las mujeres y de un mejor código de convivencia en sus familias, trabajando en clubes barriales y en escuelas junto al Ministerio de Educación, donde desnaturalizaron los estereotipos y generó la pregunta en los adolescentes, que comienzan a vincularse de otra manera. Destacó un programa de acompañamiento a las madres adolescentes y otro con mujeres que fueron víctimas de violencia donde se concientizó sobre sus derechos.

Dónde acudir en caso de ser víctima de violencia de género

La violencia de género es la que sufren las mujeres por el sólo hecho de ser mujeres. Enmarcada en la cultura patriarcal que la legitima, naturaliza y tolera, esta violencia y discriminación se reproduce continuamente a través de patrones culturales.

En caso de conocer a una víctima de violencia de género o padecerlo, podés realizar una denuncia en los Centros Territoriales de Denuncias. Ó comunicarte con el Teléfono Verde (0800 444 0420), todos los días del año, durante las 24 horas. El teléfono verde es atendido por profesionales especializadas (psicólogas, trabajadoras sociales y abogadas) que ofrecen un espacio de escucha, orientación y contención, efectuando una primera evaluación de la situación planteada y sus posibles riesgos.

El equipo ofrece asesoramiento jurídico y psico-social, atención integral de la salud de las víctimas, acompañamiento profesional en las distintas etapas legales en caso de realizar una denuncia, trabajo coordinado con la policía y la Guardia Urbana Municipal.

En situaciones de violencia crítica, las víctimas que no cuentan con una red social y/o familiar de apoyo pueden resguardarse en Centros de Protección, donde se realizan abordajes integrales de todo el grupo familiar y se trabaja para la recuperación de la integridad física y psíquica de la mujer y sus hijos, restituyendo los derechos vulnerados.

Trabajo grupal con mujeres: las mujeres que estén atravesando o hayan vivido situaciones de violencia pueden asistir al encuentro semanal que se realiza todos los martes en el Instituto Municipal de la Mujer. Horario y lugar de encuentro: Martes 10 hs. en Moreno 960. Cel: 155876139 (de 8 a 14 hs.) / Fijo: 4802046

Si sos víctima de violencia, recordá tener siempre con vos:

Documentación tuya y de tus hijos.

Medicación necesaria.

Juego de llaves de la casa.

Bolsa con ropa.

Agenda de números telefónicos.

Tarjetas de transporte y algo de dinero.

Tené presente que si te vas de tu casa porque te maltratan no estás haciendo abandono de hogar. Tampoco pueden sacarte a tus hijos. Aunque no te hayan golpeado, igual podés hacer una denuncia por violencia. Si estás golpeada pedí siempre la orden para que te revise un médico.

Todos los tipos de violencia machista

La expresión “violencia contra la mujer” se refiere a todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada. Esta violencia puede adopar distintas formas:

Maltrato psicológico:

Si te controla, insulta, humilla o desvaloriza.

Si critica tu cuerpo, tu manera de hablar o de vestir.

Si se burla o te descalifica por tu etnia o algún otro aspecto de tu identidad.

Si no te permite que estudies, trabajes o recibas visitas.

Si te aleja de tu familia o de tus amigos y amigas.

Si te persigue, vigila, acosa, amenaza.

Si te amenaza con sacarte a los chicos o te acusa de no saber cuidarlos.

Si te amenaza de muerte o con quemarte a vos y/o a los chicos.

Maltrato físico:

Si te empuja, te escupe o golpea con los puños o pies.

Si te arroja cosas: platos, cuchillos u objetos cortantes.

Si te corta, quema, lesiona, aprieta el cuello, agrede con armas.

Si te deja encerrada o te impide cuidar tu salud o la de tus hijos.

Si te obliga a realizar tareas que comprometen tu salud física o psicológica.

Maltrato sexual:

Si te obliga a tener relaciones sexuales cuando no querés.

Si te impone actividades sexuales que te resultan dolorosas o desagradables.

Si te impide prevenir los embarazos.

Si no toma precauciones frente a infecciones o enfermedades de trasmisión sexual.

Si llega al uso de la fuerza física: la violación.

Maltrato económico:

Si te controla los gastos de manera obsesiva.

Si te impide tomar o participar en decisiones económicas de la pareja.

Si te niega la cuota alimentaria o te entrega una cuota mínima e insuficiente.

Si te despoja de tu dinero o no permite que vos lo administres.

Si mediante engaños o amenazas te despoja de tu patrimonio o de tus derechos sobre bienes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo