sec-corbata

Un San Valentín de desamor para los comercios: cayeron las ventas un 2%

Las ventas por San Valentín este año no le dejaron una sonrisa a los comerciantes. Según las cifras de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came), si bien más gente festejó que en 2017, hubo menos ventas en la comparación entre ambos años. Desde la entidad evaluaron que la proximidad con el fin de semana largo de Carnaval y el hecho de que la fecha cayera a mitad de semana desalentó el consumo.

Desde Came estiman que 1.290.000 personas habrían festejado San Valentín este miércoles, un 2,1% más que el año pasado, generando un gasto total de $ 645 millones sólo por los regalos realizados entre parejas y enamorados. En tanto, según los comercios consultados por la entidad, las ventas de bienes y servicios vinculados a esa festividad (medidas en cantidades) cayeron 2% frente al 2017.

A partir del relevamiento realizado por Came entre 450 comercios del país y por Focus Market entre 2.842 consumidores, el gasto por persona rondó los 500 pesos, un 11,1% por encima de San Valentín 2017. No obstante, si bien el gasto total fue 13,5% mayor al del año pasado ($645 millones en 2018 vs. $568,3 millones en 2017), si se quita el efecto inflacionario de un 25% anual aproximadamente a febrero, el consumo habría caído este año 9,2% a precios constantes frente a la misma fecha del año pasado. 

Internet “fue un gran captador” del consumo del día del enamorado este año canalizando el 32% de las ventas, según la encuesta de Focus Market, mientras que otro 32% se realizó en comercios de centros comerciales y barrios. Menos significancia tuvieron los supermercados y shopping. Este año prevalecieron regalos simbólicos, como una tarjeta o un simple encuentro con una golosina en la mano. Pero no faltaron los más tradicionales como flores, plantas, bombones, un oso de peluche, alguna fantasía, entradas para el cine, una botella de champagne o la tradicional cena.

Desde Came indicaron que “se vendieron bien” rubros de menor valor como ‘Flores y plantas’, ‘Bombones y golosinas’, o ‘Perfumería y cosméticos’. En cambio, hubo menos consumo que el año pasado en ‘Indumentaria, lencería, ropa interior y calzados’, ‘Joyerías o bijouterie’, ‘Bazar y regalos’. Y definitivamente no fue una buena fecha para ‘Hoteles, días de campo y spa’, aunque el buen movimiento del fin de semana hizo pasar más desapercibida la baja demanda. Lo mismo sucedió en ‘Restaurantes, casas de comida, desayunos y cenas a domicilio’, donde este año se registraron menos reservas que en 2017. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo