sec-corbata

Trabajadores precarizados volvieron a marchar por el centro rosarino

Integrantes de la Red de Trabajadores Precarizados e Informales se movilizaron, este viernes por la mañana, desde avenida Pellegrini y Mitre hasta los Tribunales Provinciales, contra los despidos, las suspensiones y las rebajas de sueldo y en reclamo del pago del Ingreso Familiar de Emergencia 

A partir de las 10 horas, repartidores de las aplicaciones de delivery, trabajadores de call centers, docentes reemplazantes, empleados de locales de comidas rápidas, entre otros rubros; invadieron uno de los carriles de la avenida céntrica con carteles, barbijos y banderas.

Además, durante la marcha, los trabajadores informales fueron “escrachando” con carteles a aquellos locales de comida rápida, como McDonalds o El Club de la Milanesa, que han rebajado el sueldo a sus empleados, o directamente han despedido a varios de ellos.

Desde la movilización, Cuyén Peretta, trabajadora precarizada de la Municipalidad y de Rappi señaló: “Estamos muy contentos porque volvimos a salir a las calles, y cada vez somos más". "La cuarentena hizo que nuestras condiciones empeoren y muchos quedemos sin trabajo. Hoy salimos a la calle como parte del paro y movilización de la Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto, porque los que trabajamos en las aplicaciones no sólo estamos expuestos al coronavirus, sino que nuestros sueldos son una miseria, no tenemos ART, ningún derecho laboral, ni nadie nos representa", agregó la joven.

Por su parte, Fausto Bonansea, trabajador despedido del call center OTC durante la cuarentena y recientemente reincorporado planteó: “Gracias a la movilización que encaró La Red y el reclamo judicial, conquistamos mi reinstalación pero yo estoy acá por los miles que están en la misma situación que yo. Queda claro que las patronales no respetan el Decreto que prohíbe los despidos y que los sindicatos parece que miran para otro lado. Por eso me llena de alegría que se hayan sumado trabajadores de otros call centers como Hey Latam que vienen luchando contra las suspensiones y el recorte salarial. El Ministerio de Trabajo y el gobierno tiene que dar una respuesta inmediata a este reclamo. Por eso nos movilizamos desde distintos sectores para sumar fuerzas. Somos miles los que estamos en la misma situación y queremos que nos escuchen”.

Por último, Tamara Cañizález, docente reemplazante, indicó que los maestro que no pudieron titularizar su cargo antes de la cuarentena siguen sin recibir un salario complementario: "Nuestra pelea es por un salario de emergencia de 30 mil pesos. La plata para financiar eso, está. Hay que sacarla de un impuesto que se les cobre a los grandes empresarios y los bancos. No puede ser que ellos sigan ganando fortunas y que la Anses le paga los sueldos a sus gerentes, mientras nosotros pasamos hambre”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo