sec-corbata

Toniolli: "En Rosario el Pro está muy golpeado, se percibe en sus candidatos"

El referente local del peronismo imagina para la ciudad una disputa mano a mano con el Frente Progresista y descarta a Cambiemos: "Está muy golpeado"

Eduardo Toniolli encara las elecciones con la esperanza de volver a ser concejal en medio de un escenario de unidad total en el peronismo más allá de las internas. El PJ camina fortalecido hacia los comicios y sus candidatos entienden que el Frente Progresista es el rival a vencer en un escenario en el que Cambiemos luce endeble.

Para el Secretario General de la departamental Rosario del peronismo en la ciudad “el Pro está muy golpeado, están muy abajo” y eso “se percibe en la actitud de los candidatos”.

“Hay mucha bronca y un rechazo general con destinatarios directos, las desilusiones cansan, a Mauricio Macri en Rosario lo están puteando en 500 idiomas”, apuntó el ex diputado provincial quien además contó que el rechazo contra Cambiemos se nota sobre todo en la charla con los trabajadores y en los barrios, además de las encuestas y sondeos.

En ese contexto es que el peronismo se imagina con buenas posibilidades de ganar la ciudad y la provincia de Santa Fe. Para Toniolli el final es “abierto” y mucho dependerá de lo que ocurra en la interna del Frente Progresista en la ciudad. “En la última semana va a haber un enfrentamiento durísimo (entre Irizar y Javkin)”, aventuró el edil que apoya la candidatura de Roberto Sukerman.

“Nosotros planteamos que el modelo de gestión socialista perdió fuerza y que tuvo luces y sombras. Entiendo que por ejemplo tuvieron una cierta mirada sobre lo público y se valora (…) pero indudablemente también hay fallas, algunos barrios crecieron enormemente pero no lo hicieron los servicios básicos”, criticó Toniolli en referencia a los últimos años de la gestión municipal.

Respuesta a Lifschitz

El viernes, el gobernador tildó al peronismo de ser “un rejunte” y Toniolli le contestó con dureza. “Que arregle los problemas internos de su partido”, dijo.

“Todos sabemos que (Lifschitz) no se habla con Bonfatti y que hay una guerra entre ambos. Lo que intenta hacer es operar para intentar frenar lo que puede ser una ola que le va a dar disputa”, concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo