Cerca de 1.000 taxis marcharon al Monumento para resistir a Uber

Un proyecto en el Concejo Municipal que podría abrirle la puerta al servicio de transporte Uber puso en alerta a los trabajadores taxistas de la ciudad, que pronto se reunieron y decidieron activar un plan de lucha. Este miércoles, cerca 1.000 tacheros de la ciudad emprendieron una movilización desde el Parque Independencia hasta el Monumento a la Bandera para hacerse escuchar. 

Hablan de competencia desleal y tildan a la moderna empresa de “agencia trucha”. Incluso advirtiron pueden hacer una parada en la Municipalidad para que la intendenta los escuche, aunque Mónica Fein puso un freno a Uber.

"Nos movilizamos unos 1000 taxis, para demostrar a los políticos lo que pensamos acerca de la llegada de Uber. Vamos a resistir la precarización laboral que significa Uber en la ciudad", dijo desde el Monumento, Horacio Boix, del Sindicato de Peones de Taxis. 

En la misma línea, Mario Cesca titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) había advertido en Sí 98.9 algo similar. “No van a pasar así no más esos muchachos de Uber. Nosotros tenemos convenios colectivos, pagamos IVA, Ganancias. Uber es una holandesa que no paga impuesto, que no tributan, que no le dan un peso al país, y encima se llevan el dinero a paraísos fiscales”.

La concejala del Frente Progresista, María Eugenia Schmuck, fue quien reavivó la polémica al afirmar que la llegada de Uber terminará ocurriendo tarde o temprano. “No hay que temerle a discutir porque va a llegar, hay que pensar en variables que mejoren la calidad del servicio de taxis porque brinda más opciones a los usuarios y más oportunidades a los posibles trabajadores e incluso a taxistas como entrada adicional de dinero”, planteó. La oposición salió a criticar su postura. 

Sin apoyo oficial

La llegada de Uber por ahora no cuenta con le bendición de la intendenta Mónica Fein, quien después de la lluvia de declaraciones cruzadas intentó cerrar el tema al afirmar que ese cambio en Rosario no será posible porque “no tiene regulación”, algo que ya habían planteado los taxistas.

“Nosotros vamos a defender un sistema regulado que tiene que mejorar, que tiene que incorporar tecnología, que tiene que mejorar el servicio. Pero que entendemos es un sistema donde el Estado participa”, advirtió la mandataria local.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo