Tasa, dólar y la pelea entre liberalotes vs gradualistas

El comienzo de año se mostró movido respecto de la agenda económica. Luego de que el equipo encargado de las finanzas corriera un año las metas de inflación, el tema que despierta la atención este martes es una posible baja en la tasa de interés de referencia, lo que podría ocasionar una nueva suba del dólar. En el medio, la interna del grupo económico no cede y los rumores de eyección del presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, continúan.

Aquella conferencia donde hablaron de metas de inflación y déficit fiscal quiso demostrar armonía entre los encargados de los números del país: el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne y de Finanzas, Luis Caputo, y el titular del BCRA. Pero dos cosas quedaron en claro. Uno, que tal armonía se quebraba en la figura de Sturzenegger. Dos, el que lleva el timón de las decisiones económicas es Peña.

Así continúan las diferencias entre los “liberalotes” y los “gradualistas”, éstos encabezados por el jefe de Gabinete. Hasta que él entró en acción, el titular de la entidad monetaria nunca rindió cuentas a nadie. Los reproches hacia la figura del titular del BCRA comenzaron porque las tasas de interés se mantienen por las nubes pero no baja la inflación, cuando en teoría  las tasas altas actúan como freno a la suba constante de precios según reza el esquema de contracción monetaria.

La defensa de Sturzenegger fue que la inflación núcleo, la que no tiene en cuenta, por ejemplo, tarifas, se desaceleró. “Yo mi trabajo lo hice”, pareciera decir y le tira la responsabilidad por la inflación a la otra pata económica.

Durante el fin de semana apareció un rumor fuerte sobre la salida del titular del BCRA. Desde el portal Infobae citaron fuentes cercanas a Macri en Villa La Angostura, quienes tenían una posición algo ambigua: "Hay que bancarlo a Federico, pero si es que se banca ser actor de reparto", dudaron.

Sturzenegger y Prat Gay, dos visiones contrapuestas de la economía

El actor principal, aunque nadie oficialmente lo reconozca, es Marcos Peña. Nada de reparto para él. Quien se rumoreó que ocuparía la presidencia del BCRA es Pedro Lacoste, ex viceministro de Hacienda y virtual mano derecha del ex ministro, Alfonso Prat Gay. Otro J.P Morgan Boy.

Además, un cargo en la entidad monetaria sería para Vladimir Werning, ex secretario de Programación Económica y una “estrella de Wall Street”, quien tenía un considerable poder en el manejo de la política fiscal y financiera. Luego de renunciar tras la salida de Prat Gay, se sumó como asesor de, nadie más y nadie menos, que de Marcos Peña.

Las expectativas están puestas para este martes por la tarde luego de que cierre el mercado. La posible baja de la tasa de interés genera incertidumbre acerca del desenvolvimiento del dólar. Luego de la conferencia de prensa donde el equipo económico anunció el corrimiento de la meta inflacionaria, se registró una reducción promedio de 200 puntos básicos en los rendimientos de las letras.

Según opinó a Rosarioplus.com el economista, Federico Fiscella, si bajan más de 200 puntos nuevamente la tasa de referencia, que en la actualidad se ubica en 28,75%, subiría el dólar ineludiblemente. Así la tasa podría moverse entre 3 y 4 por ciento a la baja, el dólar ganaría unos cuantos centavos y el FMI se saldría con la suya.

¿Por qué?  El FMI afirmó hace poco que Argentina tiene tipo de cambio atrasado y que debería sufrir una corrección para achicar el desequilibrio de las cuentas externas y llegar a $22,40, un 20/25% más. A todo esto, el presidente Mauricio Macri emprenderá una gira por Europa que terminará en Davos, Suiza, para participar del World Economic Forum (WEF).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo