sec-corbata

Sukerman propone más y mejores colonias municipales

El concejal recorrió las 33 colonias municipales y advirtió severos problemas edilicios en algunos casos, así como también escasa participación de adolescentes y casi nula de personas con discapacidad

Luego de una recorrida por las 33 colonias de vacaciones municipales que funcionan en la ciudad, el concejal Roberto Sukerman salió al cruce del Ejecutivo al asegurar que el servicio brindado es insuficiente. Problemas edilicios, falta de materiales, deserción de los sectores más vulnerables, poca asistencia de chicos con discapacidad y trabajadores precarizados son algunos de los problemas que afectan a las colonias municipales.

El deterioro de ciertas instalaciones es una de las problemáticas y este es el caso del polideportivo de barrio Cristalería en donde, según aseguró el edil, "el predio se encuentra deteriorado, las duchas no funcionan, los sanitarios no son suficientes a tal punto que tuvieron que poner 8 baños químicos en la zona del natatorio. A esto se suma que el predio sufre graves inconvenientes con la red eléctrica que dificultan el filtrado y limpieza del natatorio".

Según Sukerman en estas condiciones "también se puede mencionar el caso del Polideportivo Parque del Mercado o el Polideportivo Parque Oeste que también presentan deterioro en sus instalaciones”.

Este deterioro también lo sufren los profesores que “a diario tienen que enfrentar la falta de inversión, de planificación, y fundamentalmente la precarización de su propio trabajo”, aseguró el edil, y recalcó que en su gran mayoría son contratados, con escasas probabilidades de pasar a planta y con reiterados atrasos en el cobro de los sueldos.

Por otra parte planteó "la necesidad de extender el período de colonias desde la finalización de las clases y hasta el inicio del nuevo ciclo lectivo, así como también que el funcionamiento sea de lunes a viernes y no desdoblado en tres días por semana por turno". Una demanda que recibió por parte de los vecinos de las distintas colonias que plantearon que el servicio "sea como era antes”.

Entre otras de las preocupaciones que manifestó el edil es la deserción que afecta a la actividad: “Un gran sector de la población infanto juvenil de nuestra ciudad queda afuera de un dispositivo que ha sido pensado, en teoría, para ellos y ellas, y sucede sobre todo en aquellos sectores de la población más vulnerados, más humildes".

Por otra parte, se refirió a la participación de los niños y jóvenes con discapacidad que son incluidos a través del programa Yo También y afirmó que "según el relevamiento realizado son pocos los inscriptos por dicho programa y sin continuidad. Están inscriptos pero no van, o van poco. Este programa es una burla para las personas con discapacidad”, apuntó.

Finalmente el edil disparó: "Para la municipalidad “puertas abiertas” significa: las puertas están abiertas para todos, el que viene viene y el que no será porque no quiere venir. Una justificación que no se condice con un gobierno que se dice socialista. Claramente, esa es una visión liberal que no compartimos en absoluto.”

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo