Schmuck pide inhabilitación definitiva para quienes repitan faltas

Este miércoles, la concejala María Eugenia Schmuck reveló que desde 2013, un año después de que la Municipalidad estableciera la caducidad de la habilitación para el prostíbulo La Rosa, de Callao 125 bis, hubo varios intentos por parte del entorno del duelo por reabrirlo. En Sí 98.9 la edila explicó el proyecto que pretende impedir que aquellos que ya rompieron las reglas vuelvan al ruedo.

“Desde el 2013, un año después de la caducidad de la habilitación, empezaron a pedir habilitación para bar o restaurant con amenización musical. Pero con irregularidades hasta de forma en las cuatro oportunidades. Fueron pedidas por personas que tenían vinculación con el ‘Indio Blanco’ (Juan Cabrera, dueño de La Rosa). Todos los que pedían habilitaciones lo hacían con un domicilio legal que era el mismo. Ni siquiera buscaron un testaferro”, se quejó la concejala radical.

En tanto, Schmuck recalcó que los dueños de La Rosa, como también del clausurado Palacio Berlusconi, tenían vínculos estrechos con miembros de la Municipalidad. “Nosotros lo denunciamos en su momento”, recordó la concejala.

En ese contexto, la edila pidió reavivar el debate en torno a las habilitaciones y adelantó que en las próximas horas presentará un proyecto al respecto.

“Ante la reiteración de faltas graves la Municipalidad debería tener la capacidad de la caducidad definitiva de la habilitación, como también para aquellas personas físicas o jurídicas que tienen antecedentes de incumplimiento de normas”, detalló Schmuck.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo