sec-corbata

Sanción definitiva y unánime para la Ley Micaela en Santa Fe

La Cámara de Diputados de Santa Fe dio este jueves sanción definitiva a la ley que establece la capacitación obligatoria en género y violencia contra las mujeres de los y las agentes del Estado provincial. El nombre refiere a la joven violada y asesinada en Gualeguaychú en 2017.

El femicidio de Micaela García dejó al descubierto el falaz funcionamiento de la justicia y la formación patriarcal que tienen los agentes del Estado de los tres poderes. El asesino de la joven tenía que estar en la cárcel, pero su libertad condicional fue aprobada por un juez que desestimó los informes que la desaconsejaban.

“El femicida Wagner, como tantos otros, fue beneficiario de un sistema hecho a la medida de los varones. Es por eso que creemos imprescindible que todas las personas que van a desempeñar un rol en el Estado, sea en el cargo y jerarquía que sea, reciban capacitación sobre violencia de género”, expresó la diputada provincial Silvia Augsburger sobre el proyecto aprobado.

La ley ya funciona a nivel nacional, y es potestad de cada provincia su aplicación interna. El proyecto que fue aprobado este jueves en Diputados fue iniciativa de Augsburger y Rubén Giustiniani, de Igualdad y Participación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

��ᴛᴇɴᴇᴍᴏs ʟᴇʏ ᴍɪᴄᴀᴇʟᴀ�� En la sesión de hoy, aprobamos esta ley para Santa Fe. Qué significa está ley? Significa la capacitación en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado provincial. Muchas de las demandas del movimiento de mujeres y el asesinato de Micaela García en Gualeguaychú impulsaron la existencia de estas iniciativas, que ya es ley nacional y ahora también lo es para quienes se desempeñan en la provincia. Nos preguntamos porqué la capacitación debe ser obligatoria, cuando existen capacitaciones con perspectiva de género para lxs trabajadorxs? Porque solo asisten quienes tienen la voluntad de hacerlo y quizá quienes más la necesitan no la hacen. A partir de esta ley, TODXS recibirán está formación. Pero además, es necesaria porque no podemos esperar resultados diferentes si siempre hacemos lo mismo y el Estado con la #violenciamachista sigue haciendo lo mismo una y otra vez. Y así se siguen contando mujeres muertas. Seguimos contando un femicidio cada 30 horas. Es la discriminación en todos los niveles hacia las mujeres, lo que tiene como expresión más cruel el asesinato. Por eso debemos repensar qué hacemos desde el Estado para revertir esto, para responder a la demanda de esas miles de jóvenes que ocupan las calles, las que protagonizan la #revoluciondelashijas, y que no quieren aceptar más esta situación. Y esta ley, va en ese sentido, para que avancemos en que #niunamenos�� sea una realidad.

Una publicación compartida de Silvia Augsburger (@silviaugsburger) el

La norma establece “la capacitación obligatoria en perspectiva de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los tres poderes”.

"Es necesario capacitar en perspectiva de género al personal del Estado porque si se sigue actuando del mismo modo no van a obtenerse resultados diferentes. Hasta aquí no se ha logrado detener la epidemia de violencia contra las mujeres, lesbianas, trans, travestis y todas las identidades que no responden a la norma heteropatriarcal. No se ha logrado revertir las causas estructurales profundas de la desigualdad entre varones y mujeres que es el origen primero de la violencia de género” analizó la diputada.

Si bien reconoció “enormes avances en la situación de las mujeres”, también consignó que “la lectura de las páginas policiales de los diarios en todo el país nos sigue mostrando la incapacidad del Estado para frenar la violencia. Entonces hay que transformar al Estado, hacerlo eficaz, y la capacitación de las personas que actúan en su nombre es imprescindible para ello".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo