sec-corbata

Salud: la crisis económica le pega a Lifschitz donde menos quiere

La crisis económica y social empezó a afectar al último ámbito que el gobernador Miguel Lifschitz quisiera: la salud pública. El socialismo la erigió como uno de sus bastiones desde que llegó a la provincia y por primera vez se encuentra excedido y con poco margen de reacción ante los efectos de las variables de la macroeconomía. 

La situación empieza a tomar riesgos serios y este jueves fue una de las primeras veces que se lo escucha advertir públicamente al gobernador que el sistema de salud están "entrando en una espiral muy negativa y crítica". 

Efectores abarrotados, presupuestos nacionales congelados, miles de historias clínicas nuevas que se traducen en mayores insumos que, como si fuera poco, sufren aumentos, algunos por estar dolarizados. De esa espiral habla el mandatario. Por eso pidió al gobierno nacional que preste especial atención en este punto dado que la demanda social es cada vez más alta. 

Mayor demanda en los hospitales y efectores públicos (Rosarioplus)

"Creo que el país está entrando en una espiral crítica, muy negativa y se necesitan acciones urgentes en el tema alimentario y en el tema de la salud que está sobrecargado por todos los sistemas que se han ido perdiendo. Este es otro tema que el Gobierno va a tener que abordar rápidamente", consideró Lisfchitz.

Rosario es un fiel ejemplo de lo diagnosticado por el gobernador en FM La Patriada. "En situaciones críticas, la demanda social es alta y el primer lugar de respuesta es el Estado local. Tenemos un sistema de salud que no sólo se han visto por el aumento de los insumos muchos de ellos y por un fuerte aumento de la demanda con 50 mil historias clínicas nuevas", sostuvo la concejala del socialismo, Verónica Irizar. 

Ya a principios de año el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, advirtió esa situación que responde a personas que perdieron la obra social. Pero también quienes tienen obras sociales empiezan a compartir alguna prestación o medicamento con el sector público.

Es decir que responde a un reajuste y reacomodamiento de la economía familiar a partir de los incrementos de la salud privada como coseguros, copagos, y buscan en el sector público algún tipo de prestaciones o medicamentos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo