sec-corbata

"Sabíamos que Priscila estaba detrás del crimen de Marcos"

"Siempre presentimos que Priscila estaba detrás del crimen. Sabíamos cómo era ella y de lo que era capaz", dijo este jueves Marcela Ontiveros, madre de Marcos Guenchul, el personal trainer asesinado el 23 de julio de dos tiros en la cabeza en Sucre y Mendoza, luego de la detención de su ex nuera como presunta instigadora del asesinato de su hijo.

"Teníamos esa idea, mi hijo no conocía ni a (Caio) Soso ni a la otra persona. El único contacto era Priscila", dijo la mujer en declaraciones a LT8. Aludió así a quien es la pareja actual de su ex nuera y a Maximiliano Panero, ambos imputados en el crimen. El primero, como quien trasladó a Panero y le marcó el objetivo. El segundo, como el autor material de los disparos mortales.

"Estábamos esperanzados en que se siguiera investigando. Sabíamos lo que pasaba con ella. Hemos hecho todo de manera legal, No hicimos nada que la presionara. Marcos no la presionaba, llegaba la notificación de Tribunales para pedirle el régimen de visitas", recordó. Y revisó sus sensaciones ante el arresto de Priscila D., quien tuvo con Guenchul una hija que hoy tiene dos años de edad, y que sería el motivo de la discordia entre ambos jóvenes.

"Son sentimientos encontrados, felicidad, llorar pero a mi hijo no me lo va a devolver. Pero (el arresto de ella) alivia un poco. Siempre tuvimos que Priscila estaba detrás del crimen. Sabíamos como era ella y de lo que era capaz. A él lo mataron el martes 23 y el jueves tenía que ver a la nena. No lo dejaron. Decidieron sobre la vida de él", lamentó Ontiveros.

Priscila D. será imputada en el Centro de Justicia Penal, mientras cumple prisión preventiva domiciliaria porque acaba de dar a luz un hijo cuyo padre es Caio Soso, detenido e imputado en el mismo crimen. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo