sec-corbata

Removieron a dos fiscales que investigaban delitos económicos de peso

El fiscal regional de Rosario, Patricio Serjal decidió hacer cambios en el funcionamiento de varias unidades fiscales y la reestructuración de sus recursos. El más resonante es la desafectación de los dos fiscales de la Unidad de Delitos Económicos y Complejos que investigan causas de peso como la megacausa de fraudes inmobiliarios y lavado de activos,  y la del manejo discrecional de subsidios por parte de los senadores provinciales.   

Según comunicó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el fiscal regional de la Segunda Circunscripción, advirtió "la necesidad de articular recursos a los fines de lograr mayor efectividad en la persecución penal". Por eso se definió la reestructuración de los recursos humanos de la Unidad Fiscal Especial de Delitos Económicos y Complejos, reasignando “las causas a fiscales fuera de la competencia de la unidad” y desafectando a los fiscales a cargo del área.

Así, el fiscal Adrián Mc Cormack pasó a tener a cargo los casos correspondientes al sistema conclusional de causas penales, y Sebastián Narvaja -el que impulsó la megacausa de fraudes inmobiliarios- será coordinador de litigación oral en la Segunda Circunscripción del MPA. En su lugar asumirán Natalia Benvenutto y Valeria Pedrana, dos fiscales que desarticularon una banda dedicada al juego clandestino en el sur santafesino.

Serjal desafectó a l

Según fundamentaron desde el MPA y el fiscal Serjal en contacto con los medios, el propio Narvaja había solicitado un cambio en sus funciones. Además, la “proliferación de pedidos de apartamiento de causas al Fiscal Regional de los fiscales de la Unidad de Delitos Económicos y Complejos” habría motivado el cambio. Ambos fiscales seguirán en las causas donde ya se hayan celebrado audiencias imputativas, como la de la Megacausa.

Primero abajo, después al costado

Vale recordar que con la asunción de Serjal al frente de la fiscalía regional, la suerte de Narvaja cambió para mal. Ni bien asumió, lo desplazó de la jefatura de la Unidad Fiscal. Lo llamativo en ese momento fue que el resto de los jefes fueron ratificados, y que la esposa de Narvaja, Carla Cerliani, funcionaria en otra unidad, también fue desplazada.

Luego se le quitó la investigación en varias causas de peso, como la que indagaba sobre una posible estafa con las expensas del coqueto barrio cerrado Puerto Roldán, o la mediatizada causa sobre el presunto desvío de fondos públicos y manejo arbitrario de subsidios por parte de los senadores

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo