sec-corbata

Reclaman justicia por un joven atropellado en La Florida

"Queremos una marcha pacífica, para pedir justicia", dijo la madre de Kevin Carradore. Están indignados porque las cámaras de videovigilancia no funcionaban, y así se perdió una prueba fundamental sobre el accidente fatal

"Queremos una marcha pacífica, para pedir justicia", solicitó la madre de Kevin Carradore, el joven de 18 años que falleció la semana pasada al ser embestido por un motociclista en la zona norte de la ciudad. Este jueves, familiares y amigos del muchacho se concentrarán a las 9, en los Tribunales provinciales (entrada por calle Balcarce), para pedir justicia. Dicen que las videocámaras municipales que pudieron haber registrado el accidente estaban fuera de servicio.

“Les pedimos a los que asistan que lleven una flor blanca como símbolo de paz, no queremos agresiones ni amenazas”, sostuvo la mujer.   

El fatal episodio ocurrió el sábado 14 de noviembre, en la zona de Colombres al 1600, cerca de la disco Blue Velvet. Según testigos, la víctima se disponía a cruzar la avenida costera cuando una moto pasó a toda velocidad y lo chocó. 

Tanto el motociclista como Kevin fueron llevados a centros médicos para su atención. Kevin falleció horas más tarde en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

El accidente mereció una investigación penal que, no obstante, tiene sus bemoles. En el seno familiar comentan que la fiscalía requirió a la Municipalidad los registros de imagen del sistema de videovigilancia que pudo haber captado la secuencia fatal. Sin embargo, el municipio respondió que no podía cumplir con la demanda porque esas cámaras estaban fuera de servicio.

El fiscal a cargo de la causa, Walter Jurado, citó a declarar a la persona que llamó al Sies, a la señora que los llevó al boliche aquella noche y a tres amigos. La fiscalía espera las imágenes de las cámaras de la zona y los resultados de otras pericias.

Todavía no se pudo determinar la velocidad en la que venía el victimario ni el motivo del choque, algunos testigos afirman que el motociclista venía haciendo “willy”.

Kevin estaba finalizando la escuela secundaria y quería comenzar a estudiar el profesorado en Educación Física. “Era un chico impresionante”, afirmó la madre del joven, en diálogo con Rosarioplus.com. Según comentó la mujer, los amigos del muchacho, que vivía en el barrio de Arroyito, siguen yendo a la casa de Carradore  para apoyar a los familiares y vecinos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo