Por el agua y los alimentos puros: movidas ambientalistas en el microcentro

Este viernes caluroso de fin de año coincidieron dos expresiones ecologistas en el microcentro rosarino con un propósito común: la concientización por una vida medioambiental más saludable, en contra el uso de agrotóxicos en los negocios de extractivismo.

Pasado el festejo por las Navidades, y a pocos días de la culminación del año, ambientalistas se pusieron dos causas de importancia al hombro para que por un lado los rosarinos conozcan un fallo que permitirá controlar agrotóxicos en las frutas y verduras que consumen, así como en paralelo, la preocupación por la situación en la provincia vecina de Mendoza donde casi se aprueba una ley de minería que iría en detrimento de la salud poblacional.

El colectivo nacional Marcha de los barbijos, y organismos rosarinos como El Paraná no se toca y Paren de fumigarnos Santa Fe se apostaron desde la media mañana en el cruce de las peatonales Córdoba y San Martín, con carteles que rezan “el agua vale más que el oro”, “la salud no se negocia”, “no a la minería”, “si contamina no es progreso”, y “el agua nos une”.

Las masivas protestas de los últimos días en Mendoza y en diferentes puntos del país lograron frenar los cambios a la Ley 7.722, que permitían el uso de sustancias químicas como cianuro y ácido sulfúrico en la minería.

Mauricio Cornaglia (de Paren de Fumigarnos y el colectivo Marcha de los barbijos) precisó a Rosarioplus.com que “se trata de un manotazo de ahogado para distraer a los mendocinos, y la jornada de este viernes fue para solidarizarnos con su reclamo, ya que lo que ocurre en Mendoza es otro modo de extractivismo de los agronegocios similar al que ocurre con el glifosato en la soja en nuestra provincia por lo que generan enfermedades y muerte en la población”.

Cornaglia aclaró que “lo que pasó el jueves fue que el gobernador sólo frenó la reglamentación de la le 7722, pero no la vetó, y sigue siendo una ley promulgada, y por eso los mendocinos deberán estar atentos, ya que empresarios de la vendimia y del turismo están detrás de esa modificación a la ley”.

De esta forma, rosarinos ambientalistas se sumaron este viernes al reclamo de los miles de mendocinos, así como movilizados de la provincia de Chubut (donde también se busca modificar una ley de extractivismo), para reclamar “dejar sin efecto esa ley, y que la Legislatura mendocina trate el tema en sesión extraordinaria, el gobernador impulse la derogación de esta ley reformada que dejaría el agua contaminada”, precisó el ambientalista local.

Controles sobre frutas y verduras

En el mismo horario que la movida en el cruce de peatonales, en el bar de la esquina de Córdoba y Sarmiento, la ong Taller Ecologista dio a conocer una resolución judicial que obliga al gobierno provincial y al municipal a controlar desde ahora las frutas y verduras, para garantizar que la ciudadanía no ingiera agrotóxicos.

El fallo obliga a ambos gobiernos a realizar controles semanales en frutas y verduras, y a mantener informada a la población a través de un portal web. El caso fue llevado adelante por el abogado ambientalista Enrique Zárate, luego de un proceso judicial de seis años.

El letrado Zárate detalló sobre este fallo que ahora 
municipio y provincia deberán cumplir.

“El proceso comenzó en 2013 con un pedido de información ambiental, cuando hicimos un rastreo para ver si los controles de agrotóxicos presentes en verduras y frutas se estaban realizando. Y tanto la provincia como la municipalidad respondieron que los hacían pero nunca agregaron los resultados al expediente. En consecuencia, por nuestra cuenta llevamos a cabo un rastreo, muestreo y análisis, detectando la presencia de agroquímicos, algunos de marcada peligrosidad”, señaló el abogado ambientalista Enrique Augusto Zárate, satisfecho por el reciente fallo.

“Muchos productos han triplicado el nivel de tóxicos permitidos. Algunos de estos tóxicos son disruptores endocrinos, otros mutagénicos, quiere decir que las células mutan al dañarse el ADN, y puede ser el comienzo de un cáncer. Es necesario que sepamos lo que estamos comiendo, y que saquemos los agrotóxicos de la comida”, agregó.

El fallo fue decidido por la jueza Verónica Gotlieb, del Juzgado de distrito en lo civil y comercial de la 13º Nominación de Rosario, sobre el Recurso de Amparo presentado por Zárate.

Desde Taller Ecologista lo consideraron “un importante avance en materia de protección socioambiental y de controles sobre los niveles de agrotóxicos presentes en los alimentos”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo