sec-corbata

Ni China ni EE.UU aflojan y la guerra comercial se calienta

Las tensiones en la relación comercial de China y Estados Unidos han aumentado después de que China respondiera a Estados Unidos con aranceles adicionales, un contraataque calculado con el que deja claro que no se plegará ante las condiciones que exige su rival en una disputa comercial con cada vez menos visos de resolverse. 

Justamente el gobierno chino alertó que Washington no debe subestimar su capacidad y voluntad para defenderse y recalcó que, aunque no desea una guerra comercial, "no está asustado" y "luchará hasta el final" si no se alcanza un acuerdo que beneficie a los dos países.

El presidente estadounidense, Donald Trump, respondió poco después en su canal habitual -la red social Twitter-, donde escribió que "cuando sea el momento adecuado" habrá un trato con Beijing, y que la negociación debe concluir con "un gran oferta para los Estados Unidos o simplemente no tiene ningún sentido".

"Somos el 'chanchito alcancía' del que todos quieren aprovecharse", aseguró Trump, agregando que "podemos hacer un acuerdo con China mañana" pero "la última vez que estuvimos cerca quisieron renegociar el acuerdo. De ninguna manera".

"En un año -dijo en otro tuit- los aranceles reconstruyeron nuestra industria siderúrgica, que ahora está en pleno boom".

Réplica

"Al contrario que Estados Unidos, nosotros mantenemos la compostura. Queremos seguir trabajando y encontrarnos a mitad de camino para firmar un acuerdo mutuamente beneficioso. Nuestra actitud es constructiva, pero alguien ha subestimado nuestra capacidad de defendernos e intenta confundir a la opinión pública", dijo Geng en aparente referencia a las últimas declaraciones de Trump.

"China no quiere de ningún modo una guerra comercial pero no tiene miedo y si alguien nos trae una guerra lucharemos hasta el final" alertó.

Según anunció este lunes el Ministerio de Finanzas de China en un comunicado en su página web, el país aumentará desde junio diversos aranceles de hasta el 25% sobre un total de 5.140 productos estadounidenses, en gran medida los mismos a los que ya impuso aranceles menores el pasado otoño, y que incluyen gas natural, textiles, petroquímicos, carnes y frutas, entre otros.

Las negociaciones entre China y Estados Unidos para llegar a un acuerdo se enfriaron el viernes después de que Washington comenzara a aplicar el aumento del 10 al 25% los aranceles a bienes importados del gigante asiático, rompiendo una tregua de más de seis meses en la disputa comercial.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo