sec-corbata

Murió un niño al comer galletitas envenenadas para ratas

Un niño de dos años murió, este martes, tras ingerir galletitas con veneno para roedores que su padre había preparado para poner en una trampera, en un establecimiento rural de la localidad de Alvear. Cuando el pequeño llegó al hospital Anselmo Gamen, de Villa Gobernador Gálvez, ya no había nada que hacer.

Según informaron desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe, un menor de 2 años ingresó al centro médico en una ambulancia, este martes, con aparentes signos de intoxicación. Al examinar al niño, los médicos de la guardia establecieron que ya había muerto.

Ante el hecho, el personal policial informó de la situación a la fiscal de Homicidios Culposos, Marisol Prunotto, quien dispuso una autopsia para determinar las causas de la muerte del menor.

Por su parte, agentes de la PDI entrevistaron al padre del niño, en su vivienda ubicada en la zona rural de Alvear, el cual manifestó que había dejado preparadas galletitas con veneno para roedores y en un descuido el menor las había consumido.

Además, el personal de la Policía de Investigaciones secuestró una bandeja de plástico con el producto envenenado y un envase con una sustancia de nombre Furafarm.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo