sec-corbata

Más de un tercio de los rosarinos separan sus residuos reciclables

Buena parte de los rosarinos utilizan los distintos servicios existentes para separar sus residuos reciclables, y son ocho los barrios verdes que además ya separan los residuos orgánicos.

En la última década se fueron sumando las formas de separación de residuos para tratar en forma diferenciada (con los contenedores de color naranja), y la Planta de Tratamiento y Compostaje creada para ese fin ahora funciona en la totalidad de su capacidad y ya comenzó la construcción de una nueva planta, exclusivamente para los residuos reciclables.

Las oportunidades para separar en origen, aseguran desde la Dirección de Ambiente, “están garantizadas en toda la ciudad, con servicios disponibles en toda la trama urbana para continuar en este sentido”. Contenedores naranja en vía pública, centros de recepción y el servicio de recolección puerta a puerta, son las tres formas de reciclaje urbano que funcionan actualmente.

En 2017 se duplicó con respecto al año anterior la cantidad de material recolectado en los contenedores, mientras que se incrementó en un 40% aquellos recogidos en los 800 centros de recepción.

Luego de la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento y Compostaje en 2013, y que hoy trata 150 toneladas de residuos todos los días, ahora se encuentra en plena construcción la Planta de Materiales Reciclables, que trabajará con entre 5 y 10 toneladas por hora de este tipo de residuos, dándole trabajo también a 40 personas provenientes del sector informal.

Además ya está comenzando a gestarse un nuevo proyecto de convertir residuos en energía: la Planta de Biodigestión Seca. Con la puesta en marcha de este proyecto la búsqueda es transformar los residuos en energía, dándole así un valor agregado a los mismos, generando energía suficiente para abastecer el equivalente de 2000 hogares y valorizando materiales recuperables en el mismo proceso.

La experiencia de los “Barrios Verdes”

Ocho barrios de la ciudad adoptaron una modalidad de recolección innovadora a nivel nacional que implica un servicio de recolección diferenciada y alterna en origen donde los residuos se separan en tres fracciones: orgánicos, reciclables y restos, valorizando tanto los reciclables como orgánicos.

La modalidad de recolección está basada en un cronograma fijo de días y horarios para cada tipo de residuo, ordenando de esta manera su destino. La frecuencia del servicio no se ve alterada, aunque cambia la fracción que se debe disponer cada día.

Hasta ahora, más de 2000 hogares se adhirieron a este servicio de separación, siendo los Barrios Verdes los siguientes: San Eduardo, Aldea, Hostal del Sol Este y Oeste, Fisherton, Fisherton Residencial, Lomas de Alberdi y Parquefield.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo