sec-corbata

Macri terminaría su gestión con una inflación acumulada más alta que la kirchnerista

El gabinete económico del gobierno nacional anunció este jueves que decidió modificar las metas de inflación y dejó de manifiesto que no podrá cumplir con otra promesa de campaña.

Antes de las elecciones presidenciales de 2015, los candidatos macristas habían invadido los medios de comunicación para criticar la creciente inflación que se registró durante la gestión kirchnerisma y anticipó que el incremento de precios en bienes y servicios no sería un problema de su gobierno. Sin embargo, a dos años de la asunción de Mauricio Macri, la inflación no ha bajado de forma considerable.

Este jueves, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne anunció en conferencia de prensa que la inflación será de 15% para 2018 (antes se había estimado en 10%), de 10% para 2019 y de 5% para 2020.

Conferencia de prensa de Peña, Dujovne y Caputo. (Foto: Télam)

En tanto, la inflación tiende a cerrar el año en torno a 24,5%, de acuerdo a distintas estimaciones de consultoras y especialistas, 16 puntos porcentuales menos respecto del 40,3% que se marcó en 2016.

Por lo tanto, tomando las cifras de 2016 y 2017, más los números que pregonan los economistas oficialistas, el primer gobierno de Macri podría finalizar con un promedio de 22,5% anual y un acumulado de 89%, un número que el oficialismo no esperaba.

Promesas de campaña y culpabilidad

Durante la campaña presidencial de 2015, y en el comienzo de su gestión como máxima autoridad del país, Macri remarcó que su compromiso con los argentinos, además de pobreza cero y quitar el impuesto a las ganancias, era bajar la inflación a un dígito.

A pocos meses de haber asumido, en marzo de 2016, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, había afirmado que la inflación "es un monstruo que crece y siempre primero ataca a los que menos tienen". Además, había manifestado, durante una entrevista brindada a medios nacionales y provinciales: “Si la inflación no baja es culpa mía, no le voy a echar la culpa a otro”.

 

A principio de agosto, el mandatario volvió a hacer referencia al incremento de los precios y destacó que durante 2017 la inflación iba a bajar a la mitad (meta que no logró alcanzar por cuatro puntos) y anticipó que en 2019 la cifra anual llegaría a un dígito. A pesar de las predicciones de Macri, este jueves, el ministro de Hacienda advirtió que en dos años la inflación no bajará del 10%.

La ¿pesada? herencia

"Una de las peores cosas que dejó el gobierno anterior es la inflación descontrolada", dijo el ex Jefe de Gobierno porteño, y apuntó a la política económica del kirchnerismo. Los dichos del presidente parecen jugarle en contra si se toman en cuenta "la pesada herencia" que dejó Néstor y Cristina Kirchner.

En octubre de 2015, antes de conocerse quién sería el presidente de la nación por los próximos 4 años, el periodista de TN, Alejandro Bianchi, publicó un balance sobre la inflación en la "era K", según el Indec, donde concluyó que en doce años de gestión el alza de precios superó el 240% (44,1 en la etapa de Néstor y 109% en la de CFK).

Por lo tanto, el macrismo duplicaría la inflación acumulado del gobierno de Néstor Kirchner, tomando las estimaciones del oficialismo, y quedaría a 20 puntos de la cifra que Cristina alcanzó en dos mandatos. Las metas de inflación que se propuso el presidente no sólo estarán lejos de las anunciadas en campaña, sino que podrían superar a la "pesada herencia".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo