Macri aseguró que son sus "peores días después del secuestro"

El presidente reconoció la crisis económica y confirmó la reinstalación de retenciones a la exportación y la reducción de ministerios. Admitió que "la pobreza va a aumentar" y que el mundo tiene dudas sobre el país. Pidió un esfuerzo a los exportadores

El presidente Mauricio Macri realizó este lunes una serie de declaraciones en busca de restaurar la confianza de los mercados en la economía del país con medidas de ajuste y reinstalación de retenciones a exportaciones que lo llevaron a pedir disculpas al sector exportador. Con un discurso de 22 minutos, grabado previamente y emitido a las 9.45 de la mañana, el presidente confirmó gran parte de los rumores que circularon durante el fin de semana. 

El discurso previsto para las 8.30 de la mañana, para adelantarse a la apertura del mercado financiero en un día de feriado cambiario en los Estados Unidos, terminó emitiéndose apenas unos minutos antes de las 10 de la mañana, hora en que empieza a operar la Bolsa. 

"Se lo que están pasando todos los argentinos", empezó diciendo Macri tras lo cual aseguró: "Les voy a hablar desde el corazón, como siempre lo hice y con la convicción de que si seguimos adelante vamos a lograr esa argentina que soñamos hace mucho". 

Tras esto recordó y reafirmó "tres consensos básicos: el primero es avanzar en el equilibrio de las cuentas publicas, porque no podemos gastar mas de lo que tenemos; segundo recuperar el trabajo formal como eje del camino de desarrollo y en tercer lugar, lograr un estado sin corrupción". 

"Todo lo que nos pasó en estos días muestra que estos consensos son más urgentes que nunca", afirmó tras lo cual invitó a todos los actores a comprometerse en este sentido, en este momento en especial cuando "se desataron todas las tormentas juntas". "Hoy nos toca recorre un momento difícil" dijo más adelante. 

"El camino a recorrer siempre fue difícil, y como todo camino difícil hay avances y retrocesos", como el momento que se está atravesando en el que agradeció el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Es muy positivo que el mundo nos apoye y durante dos años lo hizo. Esto que nos pasó pudo haber pasado en enero de 2016, ya en ese momento no habían los dólares para sostener a los argentinos. Pero la euforia por el cambio nos ayudó a generar la confianza para que nos dieran tiempo para revertir esta situación", detalló. Aunque acto seguido se vio obligado a reconocer que "el conjunto de estos problemas provocó que los que nos prestaron plata comenzaran a dudar".

Para restablecer esta confianza, el presidente Mauricio Macri adelantó una serie de medidas. "Estamos viendo los detalles técnicos que van a estar listos en días y esto va a despejar cualquier duda sobre el financiamiento en 2019", tras lo cual ratificó que será mayor el aporte de las retenciones. "Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos, pero les tengo que pedir que entiendan, que es una emergencia y necesitamos de su apoyo". 

Otras de las medidas que confirmó es la reducción de los ministerios, medida que justificó al explicar que "los gobiernos tienen distintos momentos, y cada momento requiere equipo diferentes. He decidido tener un equipo más compactado para el momento que se viene". 

"Son mis peores días después del secuestro, pero el mayor esfuerzo es el que ustedes están haciendo", afirmó ya terminando su exposición. 

Sopre el final, Macri aseguró que "aquellos que se oponen al cambio pronostican caos para provocar miedo" y apeló a su militancia: "Los necesito a ustedes más fuertes que nunca frente a los predicadores del miedo. Cambiar es crecer, y enfrentarse a las dificultades que a veces son inmensas y asustan". Algo que sonó parecido a cuando Cristina Fernández en su presidencia definía como "la cadena del desánimo".

Escuchá el discurso completo

 
 
Párrafos salientes
 
"Después de dos años y unos meses, la situación cambió por cosas que están fuera de nuestro control: la peor sequía en mas de medio siglo; por una mala política del gobierno anterior, importamos petróleo y el precio del petróleo en el mundo aumentó; las tasas de interés en los Estados Unidos aumentaron en un ritmo más rápido; China y los EEUU iniciaron una guerra comercial. Fueron todos cambios que no podíamos prever".
 
"Para cubrir lo que falta en esta transición, que se ha transformado en emergencia, vamos a pedirles a quienes tienen más posibilidad de contribuir. Me refiero a quienes exportan en la Argentina".
 
"Con esta devaluación la pobreza va a aumentar. Vamos a estar ahí para quienes estén más expuestos".
 
"El golpe que recibimos en estos cinco meses es duro. El mundo nos dijo que vivimos arriba de nuestras posibilidades. Creímos con excesivo optimismo que podíamos ir despacio pero tenemos que ir más rápido".
 
"Claro que quisiera pagarles más a los profesores universitarios, a los enfermeros, a los policías… Me encantaría tener más presupuesto para ciencia y tecnología. o llegar más rápido con las cloacas que prometimos… Pero cualquier estrategia de desarrollo necesita empezar por ahí: gastar menos de lo que recauda".
 

"El fracaso de la Argentina es que siendo uno de los países potencialmente más rico del mundo, el 30% de su población está en la pobreza".

"Queremos que nuestro país sea mucho más que una colección de cuadernos escandalosos. Quizás esta es la última oportunidad que tenemos de que la verdad salga a la luz. Estamos en un siglo lleno de conflictos, pero existe una gran oportunidad para los argentinos".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo