sec-corbata

Los rosarinos se bajaron del bondi y comenzaron a caminar por la pandemia

El Observatorio Social del Transporte (OST) divulgó un relevamiento a través de la consultora Inmediata sobre la transformación de la movilidad en la ciudad como consecuencia de la pandemia y el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). Y las conclusiones no son esperanzadoras para una solución a corto plazo de los problemas que afronta el transporte urbano de pasajeros (TUP).

Según el estudio que llevó a cabo agencia, entre los días 28 de julio y 4 de agosto de 2020, el 41% de los rosarinos utiliza la caminata como medio de transporte porque abandonó de manera masiva el uso del TUP. Antes del inicio de la cuarentena, el 41% de los encuestados utilizaba el servicio de colectivos; durante al ASPO, sólo el 4% de los rosarinos que formaron parte del relevamiento se subieron a una unidad del TUP. 

"La caída en la cantidad de usuarios habituales de colectivos se explica por las medidas de aislamiento, la adopción del teletrabajo, y los paros recurrentes del sector. La movilidad a pie aparece como la opción que más creció (35 puntos porcentuales)", indicaron desde el Observatorio Social del Transporte (OST).

Aunque el traslado a pie fue el único modo de movilidad que creció durante la cuarenta, se mantuvieron estables el uso de bicicletas particulares, patinetas o rollers (6%) y las bicis públicas (1%). En tanto, un 10 por ciento de las personas encuestadas no se movilizó en los últimos meses.

 Antes del inicio del ASPO:

Duarante el ASPO y distanciamiento:

Además, el relevamiento analizó los cambios en el uso de los modos de movilidad preferidos en marzo de 2020 (previo a la cuarentena) frente a una encuesta similar realizada en marzo de 2019.

"La notoria caída en la cantidad de usuarios del TUP durante la Pandemia -muchos de los cuales han adoptado modos alternativos de movilidad del tipo individual/particular- obliga a planificar claras políticas de estímulo para evitar un previsible colapso en el tránsito urbano cuando se supere la Pandemia. El primer paso inmediato debe centrarse en aumentar la cantidad de servicios para reducir los tiempos de espera y a la vez mitigar las posibilidades de contagio a bordo por congestión de pasajeros. Para ello ya se cuenta con las unidades, el personal y la estructura; hay que decidirse a hacerlo, y su costo ya está cubierto.
La recuperación del Transporte Público es imprescindible para garantizar la sostenibilidad del desarrollo urbano, y requiere políticas estables para lograrlo. Es un compromiso sobre el cual reiteramos nuestra permanente y firme adhesión", concluyeron desde la entidad que encabeza el concejal Eduardo Toniolli.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo