sec-corbata

Los defensores le apuntan al juez Vienna y hablan de “caza de brujas”

El segundo día del juicio a la banda narcocriminal Los Monos tuvo como eje los alegatos iniciales de los abogados defensores. Muchos de los imputados comparten letrados por lo que las defensas unificaron criterios con la idea de complementarse en sus planteos frente al tribunal. El argumento principal es que se busca una demonización de sus clientes, pero también se plantea una presunta falta de pruebas y se critica el papel del juez Juan Carlos Vienna.

El primero en tomar el micrófono fue Fausto Yrure, abogado de Ramón Machuca (alias "Monchi Cantero"), Agustín Ruíz, Lorena Verdún, Ariel “Guille” Cantero, Emanuel Chamorro, Ariel “El Viejo” Cantero y Leandro Vilches. “Hay un fraude a la imparcialidad que tiene como responsable al juez Vienna", disparó el letrado.

Luego se detuvo en los 10 años de prisión que solicitó la Fiscalía para el Viejo Cantero, sindicado como el jefe del clan. Recalcó que antes del juicio habían solicitado 7 años y que sin fundamentos se cambió la pena. "¿Qué estaban pensando los fiscales cuando pedían esa pena, cuando se trataba de la misma etapa procesal?", planteó. "Desde el Ministerio Público de la Acusación vinieron corriendo a ofrecer un juicio abreviado", sostuvo.

A su turno, Carlos Varela también se refirió a la situación procesal del Viejo Cantero: "Se lo ha acusado de jefe casi como al pasar. Es padre de varios de los acusados, solo eso. (…) Se habla de su fortuna fue detenido en un carro, tirado por dos caballos, con el que buscaba llevarle algo de comer a sus hijos", dijo, y afirmó que “está preso por portación de apellido".

Varela consideró que a la “Fiscalía no le cuesta nada el pedido de penas desmesuradas” al referirse al pedido de penas de 41, 24 y 10 años de prisión efectiva para Ramón Ezequiel Machuca, Guille Cantero, y El Viejo Cantero respectivamente.

El juez Vienna fue el primero que llevó la Instrucción.

Yrure fue el primero que ahondó en el concepto de "quema de brujas" para referirse al juicio, al entender que sus defendidos sufrieron una "demonización" como si fueran un “enemigo público de la sociedad”. "Se ha llegado hasta la publicación de un libro sobre los acusados, basado en conjeturas", agregó Varela.

A la hora de las definiciones, Varela no se quedó atrás y le dio un tono más profundo. "El fiscal ha transformado un drama en un grotesco", dijo como forma de remarcar, a su criterio, un aspecto extravagante y ridículo en las acusaciones al punto de generar risas.

Carlos Edwards, recordado por representar al ex juez Carlos Fraticelli en el caso por la muerte de su hija Natalia en Rufino, en esta ocasión defiende a Monchi Cantero. Su introducción tuvo un fuerte condimento político y también apuntó contra el magistrado ya señalado por Yrure. "Si hay alguien que ha engañado, ese fue el juez Vienna", sentenció.

"La causa del doctor Vienna fue la respuesta política a la inacción de la lucha contra el narcotráfico", dijo y lo enlazó con el caso del ex jefe policial Eduardo Tognolli y su vínculo con el socialismo.

Es importante señalar que el crimen de Martín “Fantasma” Paz fue el que inició el expediente 913/12 a manos del juez Vienna y que siempre se sostuvo que lo mandaron a matar Los Monos por un negocio de drogas. "No había indicios que incriminaran a algún miembro de la familia Cantero en el crimen de Paz", fue lo que sostuvo Yrure.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo