sec-corbata

Los Monos: según un policía, la viuda de Demarre no reconoció a los asesinos

Un comisario aseguró este jueves en el juicio a la banda narcocriminal Los Monos que la única testigo del crimen de Diego "Tarta" Demarre, el dueño de un boliche de Villa Gobernador Gálvez, no pudo reconocer a quien cometió el homicidio, que presuntamente fue una venganza por la muerte del ex líder de la organización, Claudio "Pájaro" Cantero. 

En la audiencia de este jueves por la mañana, declararon efectivos de la Policía de Santa Fe que investigaron el crimen del propietario del boliche Infinity Night, cometido el 27 de mayo de 2013, un día después del asesinato del "Pájaro". Además, a pedido de los fiscales Gonzalo Fernández Bussy y Luis Schiapa Pietra, se hicieron públicas pruebas periciales fotográficas y fílmicas del homicidio. 

En ese marco, el jefe de la comisaría 16, comisario Gustavo Bella, quien realizó las primeras pericias en la escena del ataque, dijo que encontró "una vaina servida nueve milímetros" en el lugar del homicidio, bulevar Seguí y Maipú. También contó que la mujer de la víctima, Betina Quintana, prestó la primera declaración en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA), hasta donde había llevado a su marido herido tras el ataque a la camioneta en que ambos de movilizaban.

"La señora estaba muy nerviosa y no pudo señalar ni reconocer a los atacantes", apuntó el comisario ante el interrogatorio de los fiscales y de los abogados defensores de "Los Monos". Añadió que la viuda de Demarre "por la conmoción del momento recordaba que habían sido atacados desde un auto blanco y que en principio le parecía que era un VW Bora".

Lo declarado por el testigo beneficia a los cuatro imputados por el crimen, que ayer justamente solicitaron su absolución porque no fueron reconocidos por la mujer de Demarre, única testigo del crimen. 

Según el comisario, tras el homicidio, acompañó hasta su domicilio a la mujer y allí pudieron secuestrar un video de una cámara de seguridad de la casa, prueba que fue exhibida en la audiencia.

De acuerdo a la investigación de los acusadores, un auto blanco sigue a la camioneta Partner color gris de Demarre y al llegar a bulevar Seguí y Maipú se pone a la par del vehículo y desde allí el acompañante ataca a balazos al conductor, que era el "Tarta".

De hecho, el perito médico Mariano Minucci declaró hoy en el juicio que examinó el cadáver de la víctima en el hospital, antes de la autopsia, y que "presentaba cinco heridas de arma de fuego, todas en el hemicuerpo izquierdo".

Demarre murió en el hospital cuando era operado luego de que, tras el ataque, su mujer tomara el mando del utilitario y condujera hasta el centro asistencial.

Por el crimen de Demarre, un "transero" con antecedentes penales, están acusados Ariel "Guille" Cantero (29), como supuesto autor material; Jorge Emanuel Chamorro (29), alias "Ema, como partícipe secundario; Andrés Fernández, alias "Gitano" (40) como partícipe necesario (señalado como quien manejaba el auto desde donde se efectuaron los disparos) y Leandro Alberto Vilches, alias "el Gordo" (32), presunto partícipe secundario.

Según la parte acusadora, el crimen del bolichero fue ejecutado por "Los Monos" en "venganza" por el homicidio del "Pájaro" Cantero (27), cometido un día antes en la vereda del boliche que regenteaba Demarre y ante la sospecha de que lo había entregado.

Según la investigación, el "Tarta" fue asesinado tras haber concurrido en forma espontánea a los Tribunales de Rosario ante las versiones que lo vinculaban al crimen del líder de la narcobanda.

Los fiscales basaron sus acusaciones en el análisis de una serie de escuchas telefónicas y de las imágenes de distintas cámaras de seguridad, y por eso sostienen que Demarre fue atacado desde un Volkswagen Bora conducido por "Gitano" Fernández, quien llevaba como acompañante a "Guille".

Sin embargo, en la audiencia de alegatos de las defensas que se realizó el miércoles, los abogados pidieron la absolución de los cuatro imputados y el letrado Fausto Yrure sostuvo que "Guille" Cantero, al momento del crimen, se encontraba en el velorio de su hermano.

El juicio a Los Monos por asociación ilícita y cinco homicidios, que comenzaron a ser ventilados la semana pasada, continuará este viernes con la declaración de más testigos propuestos tanto por la fiscalía como por las defensas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo