sec-corbata

"Lo que más quiero es que mi hermanito vuelva a jugar conmigo"

El nene herido por una bala perdida en la cancha de Paulo VI continúa en terapia intensiva, pero evoluciona de manera favorable, según contó Agustín, su hermano, en Sí 98.9

Benjamín Biñale, el nene de 8 años que el sábado pasado fue alcanzado por una bala perdida en un club de bulevar Seguí y Garzón, "va evolucionando bien", según afirmó su hermano Agustín, este lunes por la mañana.

El menor se encuentra internado en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela y desde su ingreso, el sábado por la tarde, ya fue operado dos veces.

"Va evolucionando bien según el parte médico de hoy", afirmó Agustín, hermano del niño herido, este lunes por la mañana.

En diálogo con Verónica Luchessi en Sí 98.9, el joven comentó que Benjamín se encontraba realizando ejercicios de calentamiento cuando cayó al piso por un corte en su cabeza. En un principio, los familiares creyeron que el menor se había cortado con un vidrio, pero tras los primeros estudios médicos en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela se enteraron que se trataba de una herida de bala. "Al principio pensamos que había sido un vidrio", señaló Agustín y comentó que comenzaron a sospechar que la lesión era grave porque Benjamín perdía "mucha sangre". 

"Entrena tres veces a la semana en el club 7 de Septiembre, estaba en esa cancha (Pablo VI) porque le tocaba jugar ahí", señaló el familiar del niño, y agregó: "La bala vino desde afuera del club".

En cuanto a la salud del nene, su hermano manifestó: "Hay que esperar, lo quieren llevar lo más despacio posible. Hoy se quiso levantar pero lo durmieron otra vez, está en coma inducido".

"Lo que más quiero es que mi hermanito vuelva conmigo en mi casa", concluyó Agustín.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo