sec-corbata

Llueven críticas por autorizar a la policía una bala lista para el disparo

Poco después de que se conociera la decisión del jefe de la Policía de la provincia, Víctor Sarnaglia, de que los agentes de la fuerza puedan llevar un cartucho o proyectil en la recámara del arma, como para realizar el disparo de inmediato, no tardaron en llover las críticas por parte de diversos sectores relacionados a los derechos humanos y la seguridad, y hasta desde el propio gabinete del gobernador Omar Perotti.

La secretaria de Derechos Humanos Lucila Puyol manifestó su desacuerdo con la decisión, a través de una publicación desde su perfil personal en Twitter: “Como dijo el Presidente, la mano dura no sirve y no resuelve los problemas de seguridad. Llevar una bala en la recámara no garantiza la seguridad de la policía menos de la población, al contrario, la pone en riesgo”.

Los docentes de la Cátedra de Criminología de la UNR sumaron su preocupación en un comunicado que arrimaron a la propia Puyol, asegurando que “la resolución no tiene base empírica que lo justifique y la lógica es casi bélica”.

El criminólogo y docente universitario Enrique Font se explayó en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9: “Es una payasada: con el mal entrenamiento de los policías, el mal equipamiento y la lógica contra derechos humanos, es una mala combinación que va a producir lesiones en los pies a los propios efectivos”.

En sintonía opinó en medios radiales María del Carmen Verdú, referente de la Coordinadora contra la represion policial e institucional (Correpi): “El arma lista para disparar va sin seguro, y la primera consecuencia que se van a ver son más casos de gatillo fácil”, vaticinó.

Según Font, "la situación de la seguridad no se resuelve con una bala en la recámara” y aseguró que “Sarnaglia debe querer ganarse a la tropa con estas tonterías, o si lo pienso con malicia, es una forma de encubrir hechos futuros del uso legal de la fuerza letal”, desconfió.

La resolución fue leída por la cátedra que Font forma parte, y aseguró que “es muy rara, está mal redactada además de no tener fundamentos: lo de vaina en recámara no quiere decir nada, no habla de condición de disparo, faltan especificidades”.

Aseguró que Santa Fe no es una provincia donde los policías mueren en enfrentamientos armados. “Casi no hay casos así -sí de policías en sospecha de vinculación con algún tipo de delitos-, por lo que no se justifica”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa a Enrique Font:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo