sec-corbata

Liberaron a uno de los sospechosos: no estaba en Villa Gesell

La fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell imputó a los rugbiers Máximo Thomsen y Ciro Pertossi como coautores del homicidio y ordenó la liberación de Pablo Ventura, el último de los jóvenes detenidos por el hecho, ya que no pudo probar que haya estado en esa ciudad balnearia en el momento del asesinato.

Fuentes judiciales informaron a Télam que Verónica Zamboni, titular de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 gesellina, acusó a Thomsen (20) y Pertossi (19) de "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas", delito que prevé la pena de prisión perpetua; mientras que a los otros imputados los consideró "partícipes necesarios".

En tanto, el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, hizo lugar a un pedido de la fiscal Zamboni para cesar la prisión preventiva de Ventura. Es que la fiscal evaluó las pruebas que presentó el abogado del último detenido, Jorge Santoro, que demostraban que el joven no había estado en Villa Gesell la madrugada del sábado, cuando ocurrió el crimen de Báez Sosa.

Confirmaron por la patente y las cámaras de seguridad que su vehículo particular siempre permaneció en Zárate. Y ofrecieron un video donde el joven estaba cenando con sus padres en un restaurante de su ciudad, además de testimonios.

Minutos antes de las 21.50, Ventura abandonó junto a su padre la sede de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Villa Gesell, donde permanecía detenido desde el sábado último.

Visiblemente emocionado, vestido con una remera verde y aplaudido por vecinos que se acercaron al lugar, el joven salió de la sede policial y se subió a un vehículo junto a su padre.

"El flaco es muy fuerte. Se descompensó cuando le dijeron que se podía ir y se cayó en mis brazos", dijo el padre del joven, quien agregó que se enteró por dichos de otros vecinos de Zárate que los jóvenes detenidos "siempre acusaban a su hijo cada vez que cometían una picardía".

De esta manera, en la causa quedan diez jóvenes detenidos, todos ellos rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate, quienes permanecían alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria, dijeron los informantes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo