sec-corbata

Liberan a seis de los policías acusados por el caso Franco Casco

La investigación derivó en un allanamiento en la seccional cuestionada.

Cinco policías de la División de Asuntos Internos y una agente de la Comisaría 7 que se encontraban arrestados en el marco de la causa que investiga la desaparición y muerte de Franco Casco fueron beneficiados este viernes por la Cámara Federal de Apelaciones con la excarcelación, y esperarán el juicio oral en libertad. En tanto, los nueve uniformados implicados directamente en la desaparición y muerte del joven continuarán en prisión hasta el comienzo del juicio.

En la última audiencia del año, la Cámara se expidió solamente sobre el riesgo procesal en las excarcelaciones o no de cada uno de los procesados, y dejó para febrero de 2018 la confirmación de su procesamiento dictado por el juez de primera instancia, en el caso de los cinco de Asuntos Internos por el delito de encubrimiento.

Sobre la mujer, que trabaja como “policía disponible” para diversas tareas en la comisaría 7ma donde ingresó Franco Casco aquel 6 de octubre de 2014, fue imputada por el delito de su desaparición forzada, pero los jueces consideraron su limitada participación, y consideraron que "no reviste de peligrosidad para la causa su libertad”.

La querella de los familiares de Casco adelantó a Rosarioplus.com que “si bien no sorprende la excarcelación porque era una alta probabilidad, en febrero apelaremos con argumentos para que vuelvan a prisión”. Según el defensor Guillermo Campana, “es grave que el órgano contralor de la policía, como es Asuntos Internos, no solo no haya controlado, encubriendo así el delito, sino que sabemos que todo el procedimiento lo hicieron en compañía del personal de la comisaría séptima”.

Campana recordó que “son tres los grupos de efectivos implicados en la causa, uno el de participación directa, que afortunadamente continúa en prisión, un segundo grupo de personal que se encontraba en la comisaría aquellos días, y el tercero de Asuntos Internos, que intervino en la búsqueda de paradero”.

Franco Casco tenía 20 años cuando fue detenido por policías de la comisaría 7ª en la noche del 6 de octubre de 2014, cuando se dirigía hacia la estación de trenes para regresar a su Florencio Varela natal, luego de visitar a su familia en Rosario.

Su cuerpo fue encontrado el 30 de octubre en el río Paraná, luego de que la policía asegurara haberlo liberado. Por este hecho el pasado 2 de octubre el juez federal Carlos Vera Barros resolvió el procesamiento con prisión preventiva de once policías, a quienes encontró como coautores de la desaparición forzada agravada por la muerte de la víctima y a tres de ellos por la imposición de torturas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo