sec-corbata

Las rosarinas que viajaron al Congreso y viven el debate minuto a minuto

Una marea de mujeres rosarinas con sus inconfundibles pañuelos verdes partió temprano este miércoles en cuarenta ómnibus hacia la zona aledaña al Congreso de la Nación para vivir de cerca el debate en la Cámara de Diputados por la ley que despenalizará el aborto en Argentina, y lo viven como “una fiesta”.

Con un frío polar y un cielo de nubes que por momentos amenaza con largar algunas gotas, ellas son cientos de mujeres, y aprovechan mientras escuchan el debate “el sol que asoma de tanto en tanto, y con el calor humano se puede estar perfectamente”, aseguró Rocío Luna, docente de Comunicación en la UNR.

Si bien el sector comprendido por las columnas de mujeres en favor de la despenalización comprende unas 40 manzanas, ellas siguen atentas la sesión en vivo desde un escenario montado en avenida Callao y Presidente Perón.

La jornada de acaloradas alocuciones, donde desfilan legisladores de opinión diversa, se intercala en el escenario de las “verdes” con intervenciones artísticas de Señorita Bimbo, Tonolec, Malena Pichot, Las Taradas, Miss Bolivia, entre otras artistas reconocidas.

Rocío Luna muy cerca del Congreso, junto a su amiga.

Rocío recordó haber llegado al predio alrededor de las 12.30, y observar “una fiesta de pañuelos verdes, donde se puede escuchar la sesión perfectamente, ya que está bien organizado y pacífico”. La docente agregó sentir “muchas emociones para todes las que tenemos la posibilidad histórica de estar acá”.

Mónica de Sanctis, de 71 años, viajó con una comitiva del área de Género del Colegio de Psicólogos de Rosario: “Vinimos con un grupo en una combi, nos quedamos a dormir en un hotel. Llegué a las 14.30 y ya no se podía caminar por Rivadavia. Veo mucho entusiasmo en las chicas, son muchísimas, realmente es como le decían ‘una marea verde’”.

La comunicadora Lorena coincidió en que “prácticamente no se puede caminar entre la marea verde, hay emoción a flor de piel todo el tiempo, palpitando cada minuto si se suman al “sí”, a la vez que aseguró haber visto “gente de muchas ciudades y de espacios políticos, muchísimos de Rosario”.

Tamara Magliano, una estudiante de Medicina de 28 años, relató que en las calles “es increíble la cantidad de gente que hay, y del otro lado de la valla se ve muy poca”, a la vez que relató que “hay charlas de Educación Sexual Integral”.

Poema junto a una amiga en plena avenida Callao.

Poema Folmer, también estudiante de Medicina pero de 21 años, observó “un ambiente muy tranquilo, con confianza en que sea ley, y aunque sea negativo o positivo el resultado, llegamos hasta acá, y se logró gracias a las pibas, y no vamos a parar hasta que se apruebe”.

María Carne, estudiante de 21 años de Comunicación Social, describió en la "marea verde" que vio mucha militancia pero también muchas niñas, bebés y mujeres de todas las edades, Abuelas también todas con un mismo deseo, y también hombres que nos acompañan".

Las rosarinas coincidieron en percibir poca convocatoria en el otro lado del Congreso Nacional, donde se reúnen personas autodenominadas "pro vida", con banderas de Argentina. Algunas tomaron registro del movimiento con imágenes.

Así lucía la plaza de los Dos Congresos horas previas al inicio de la sesión.
Promediando la mañana, los grupos fueron arribando a la plaza. 
También está la manifestación de opositores a la despenalización. Por fortuna, ambas expresiones conviven en paz hasta entrada la tarde. 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo