sec-corbata

Las pymes advierten que se viene “una invasión de productos importados”

El Gobierno Nacional eliminó por Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) trescientas posiciones arancelarias del sistema de control de Licencias No Automáticas para la importación de bienes. Desde Apyme advierten “una verdadera invasión de productos importados” que afecta a muchos rubros de la industria nacional.

El “megadecreto” de 192 artículos, publicados en el Boletín Oficial, se llevó adelante con la intención de generar una “desburocratización” y “simplificación” del Estado, según el Gobierno. Pero para las pequeñas y medianas empresas, no vienen buenas noticias.

En diálogo con RosarioPlus.com, el secretario de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Juan José Sisca, explicó que diversos productos que antes debían tramitar un permiso para poder ingresar al país ahora podrán entrar sin ningún tipo de restricción. “Nosotros consideramos que eso es perjudicial para la industria argentina, y por supuesto para el mercado interno y los puestos de trabajo”.

Respecto al impacto que el decreto podría tener en Rosario, el secretario advirtió que la ciudad posee muchas fábricas y algunos rubros como electrodomésticos, textiles y calzados, podrían verse afectados.

“Da la impresión de que el tema apunta a levantar todas las restricciones a todos los importados”, explicó,  y agregó que esto se relaciona con el compromiso comercial del Gobierno acional con La Unión Europea. “Tanto con la Organización Nacional Del Comercio (OMC), como con la Unión Europea – en este caso desde el Mercosur – la idea es firmar acuerdos  bilaterales, recíprocos, en donde evidentemente los europeos  nos van a invadir de productos con mano de obra extranjera, y van a ser pocas las cosas que nosotros vamos a poder exportar, que son las que ya se exportan: granos, sojas y algunos otros productos”, se explayó Sisca.

El secretario apuntó que “hay un hilo conductor en todo esto” y se refirió al modelo económico actual en  donde se “reprimariza” la economía, y se  vuelve a una política de venta de productos sin mano de obra argentina, como contraposición del ingreso de productos importados con mano de obra extranjera. “Eso significa destrucción de la industria, caída de Pymes y pérdida de puestos de trabajo”, sentenció.

Por último, apuntó que medidas como estas “no son aisladas”, sino que “son partes perfectamente sincronizadas de un modelo económico, que tiende a transferir desde los sectores productivos a los sectores concentrados de la economía, la mayor cantidad de dinero posible”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo