sec-corbata

Las leyes inclusivas que el Senado provincial deberá encarar este año

El cupo laboral trans, la paridad de género en las listas electorales y la ley de Educación que establece que el Estado debe garantizar el derecho a la Educación Sexual Integral (ESI) son tres proyectos de ley provinciales que tienen dos características en común: apuntan a fomentar la inclusión y son ignorados por la Cámara alta desde que obtuvieron media sanción en Diputados, en 2018.

La ley de Cupo laboral trans que busca terminar con la discriminación y con la expulsión de los circuitos laborales de esta comunidad estableciendo que al menos el 3 por ciento de los empleados del Estado deben ser travestis, transexuales y transgénero, obtuvo media sanción el pasado 27 de septiembre y espera por su tratamiento en el Senado.

Por otro lado, el proyecto de Paridad, que apunta a "respetar y garantizar la participación política de las personas en igualdad de condiciones" y tiene injerencia en los tres poderes del Estado, obtuvo media sanción por unanimidad el pasado 24 de mayo y luego quedó varada en la comisión de Derechos Humanos, que preside el senador de la UCR Lisandro Enrico.

En este sentido cabe señalar que en la actualidad la representación femenina en el Senado de Santa Fe es prácticamente nula. Es que de 19 bancas, sólo una es ocupada por una mujer, es decir solo el 5 por ciento.

Por último, la Ley de Educación, la cual establece entre otras cuestiones que el Estado deberá garantizar el derecho a la ESI en todos los establecimientos educativos de Santa Fe de manera obligatoria, obtuvo media sanción el 20 de septiembre pasado y se estipulaba que sea tratada por estos días en sesiones extraordinarias. Sin embargo, a pesar de los reclamos de distintas organizaciones, aún no hay certezas.

Cupo laboral trans

La iniciativa establece que el Estado deberá incorporar “de manera anual y progresiva una proporción no inferior al 10 por ciento de la totalidad de personas que hayan cumplido previamente con la rectificación registral del sexo, nombre e imagen”. Además, los entes estatales deberán informar las vacantes que se produzcan.

El proyecto ya recorrió un largo camino. El original fue presentado en 2016 por el diputado Carlos Del Frade (Frente Social y Popular), le siguió otro de Leandro Busatto (Frente Para la Victoria) y finalmente fueron Silvia Augsburger y Rubén Giustiniani (Igualdad y Participación) los que plantearon una tercera iniciativa en 2018.

Paridad de género

Respecto al Legislativo, el proyecto establece composición igualitaria en las listas de candidatos y candidatas para cuerpos colegiados provinciales, municipales, comunales y convencionales de constituyentes. Además, plantea mecanismos para mantener el principio paritario ante vacancia en las listas y en el cuerpo. 

Respecto al ámbito del Poder Ejecutivo, se incorpora un artículo a la Ley Orgánica de Ministerios, que establece la participación equitativa entre géneros en la cobertura de todos los cargos de Ministros y Secretarios de Estado.

Con respecto al Judicial, se establece que los organismos de evaluación, como jurados o consejos de la magistratura que se conformen en el marco del proceso de selección para fiscales, defensor y demás funcionarios judiciales que requieran acuerdo legislativo, deberán respetar la composición del 50% entre géneros. Esto si bien no implica paridad en todo el ámbito de la justicia, representa un avance en pos de ese objetivo.

“Vamos a seguir insistiendo en la necesidad de que Santa Fe se sume a las provincias que ya tienen leyes de paridad, aunque no corra para este periodo electoral que ya está en marcha”, señaló Augsburger a Rosarioplus.com y agregó: “El proyecto establece una serie de cuestiones que van más allá del año electoral”.

Asimismo, la diputada indicó que “el hecho de que Susana Bertone asuma una banca en reemplazo de Claudia Moyano es un muy buen triunfo en este sentido”, al tiempo que advirtió que estas leyes “son fundamentales para Santa Fe porque hacen a una sociedad más democrática e inclusiva”.

Ley de Educación

El capítulo 4 del proyecto de ley es el que generó mayor discordia entre distintos sectores. Es que en sus artículos determina que el Estado deberá garantizar la ESI “de forma transversal y con perspectiva de género, derechos humanos y diversidad sexual, en los términos de la Ley Nacional n° 26.150".

Recientemente, desde la Campaña Provincial por la Educación Sexual Integral (ESI) denunciaron presiones sectoriales sobre senadores provinciales para que se modifique dicho artículo y solicitaron que se mantenga el proyecto “tal como fue aprobado” durante 2018, “sin ninguna modificación”. 

“El proyecto está habilitado para que sea tratado en sesiones extraordinarias pero aún no sucedió. Circulan rumores de que puede llegar a tratarse después de las PASO pero oficialmente no nos dijeron nada. Entendemos que están esperando el mejor momento político para hacerlo”, comentó a Rosarioplus.com Carla Millán, integrante de la Campaña.

No hay voluntad de tratarla como viene de Diputados; el foco está puesto en los artículos de la ESI”, señaló Millán al tiempo recordó que además “quedó cajoneada” la Ley de Educación Sexual Integral, la cual obtuvo media sanción en junio pasado. “Si está trabando la Ley de Educación general, es más difícil que se trate la de ESI”, concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo