sec-corbata

Las dos veces que Ojito se escapó por un pelito de la policía

Ignacio Actis Caporale no pudo zafar de la detención policial a poco de subirse a su auto de carrera en el autódromo de Buenos Aires. Sin embargo, en dos oportunidades dejó a los policías en off side y con las manos vacías tras eludirlos por un pelito.

El día del arresto a su banda y de allanamientos en su propiedad, en septiembre de 2012, Ojito se encontraba en Colombia junto a su novia. Cuando hacía escala en Lima se enteró del operativo de la Justicia y no dudó en esfumarse.  Cuando los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) se relamían en Ezeiza para ponerle las esposas, sólo se toparon con la novia de Ojito que bajaba del avión.

Actis Caporale residía en hoteles porteños que cambiaba de tanto en tanto.

El ingreso al país se produjo a los días por una zona fronteriza con Brasil. Iniciaba de esa forma la vida de prófugo en Buenos Aires. Un año después de aquella maniobra en el aeropuerto de Lima, Ojito esperaba a su novia al lado de su camioneta Hilux a metros de la terminal de Retiro. La PSA quería tomarse revancha y dio el grito de alerta, pero ni lento ni perezoso, el joven de 26 años en aquel momento, comenzó a correr por las plataformas de la enorme estación de transporte y luego desapareció por una de las bocas que lleva al subte.

Este domingo, por más que Actis Caporale estaba al lado de su auto de carreras, no pudo correr ni escapar de la PSA. Un agente vestido de civil se acercó y le pidió una foto, y al aceptar, Ojito terminó firmando su detención.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

5
**https://www.rosarioplus.com/ennoticias/Tapas-14-12-2018-20181214-0008.html**

Tapas 14 12 2018

Seguí leyendo