sec-juego

La torpe frase de Bermúdez que le generó una causa judicial

“Estoy contento porque tengo una excelente relación con el juez”, afirmó Eduardo Bermúdez, presidente de Newell’s, luego de reunirse en el juzgado Civil y Comercial Nº12, Fabián Bellizia, a cargo del Fideicomiso del club.

 

La expresión del titular del club del parque Independencia no tiene ningún anclaje con la realidad. Como prueba, Bellizia abrió un expediente que investiga al propio Bermúdez en el marco de la Ley 10.160, que regula y disciplina el Poder Judicial, sus autoridades y diferentes actores.

 

En este caso, al titular del club rojinegro se lo indagará por las explicaciones que entregó a los socios en la asamblea de presupuesto de 2017. “Si le digo todo al juez (por Bellizia) no me aprueba nada”, lanzó suelto de responsabilidad ante más de 400 socios. ¿Qué le oculta Bermúdez a Bellizia? Por el juzgado ya declararon testigos y ahora se buscan pruebas en la sede del parque Independencia. El presidente se expone a penas que van desde un apercibimiento a 15 días de arresto.

 

La última asamblea que presidió Bermúdez fue la de mayo de 2017, cuando los socios rechazaron por unanimidad el presupuesto que presentó la dirigencia. Interpelado por los asistentes, en aquella ocasión el presidente no dudó en ufanarse ante los hinchas que le oculta información de la entidad al juez Bellizia: “Si le digo la verdad no me aprueba nada”, confesó.

 

La torpeza de Bermúdez generó una nueva causa judicial en el parque Independencia. En este caso en el marco de la Ley Organica del Poder Judicial 10160, la cual en su artículo 222 expresa: “Los jueces tiene el deber de velar para que las actividades judiciales y profesionales se desarrollen dentro de un ambiente de orden y respecto. Ejercen las facultades inherentes al poder de policía, reprimiendo con sanciones disciplinarias las infracciones en que en ese sentido incurre el personal del Poder Judicial, sus profesionales auxiliares y los particulares”.

 

Bermúdez reconoció  en público que desconoce la autoridad del juez del Fideicomiso y ahora es investigado por el propio Bellizia, quien tiene la responsabilidad de hacer cumplir la ley. A tales efectos, el pasado martes el socio Federico Ripani, por citación del magistrado, prestó declaración en el juzgado. Ripani lo hizo en su calidad de secretario de la asamblea donde Bermúdez relativizó el rol del magistrado en la institución. El socio leproso ratificó el contenido de los dichos, aunque sin dar mayores precisiones dado que hace ya casi un año de aquella asamblea.

 

Por lo cual ahora el magistrado busca en la sede de la institución el acta de la asamblea para constatar si figuran las polémicas expresiones y dar a su vez con la grabación que hizo la dirigencia del club de dicha reunión de socios. Con pruebas, Bellizia tendrá por delante definir sanciones para el presidente.

 

La Ley prevé un “apercibimiento” con el fin de “hacer comprender al infractor que ha incumplido con un deber, amonestándolo para que no repita la falta”. Una “multa”  que “se hace efectiva con una retención sobre los haberes del sancionado” y hasta 15 días de arresto en “dependencia judicial”.

 

El juez también investiga a Bermúdez por los préstamos que tomó el club con tasa de interés usurera. No se sabe a quién le debe Newell’s y bajo qué condiciones tomó cada mutuo. Se busca determinar si las transacciones financieras cuentan con acta de aprobación de Comisión Directiva. En este caso, la falta de documentación llevará a los directivos a una situación judicial mucho más grave a la que ya arrastra el presidente.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo