La pandemia profundizó la violencia obstétrica en Rosario

Desde el Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO) Regional Rosario advierten que la mayoría de los profesionales de la Salud en la ciudad no cumple con la Ley de Parto Humanizado, cuyo eje principal reside en el respeto de los derechos de las mujeres y personas gestantes y el recién nacido. En la Semana del Parto respetado, reclaman su cumplimiento.

"Estos cambios también atraviesan la vivencia del embarazo y el nacimiento. Lo negativo de la pandemia es que se recrudecen las violencias obstétricas. Si antes se programaban muchas cesáreas innecesarias, ahora mas. Si antes no te aceptaban un plan de parto, ahora menos. Si antes no se garantizaba el contacto piel a piel o la lactancia, ahora menos", explicó a Rosarioplus.com Andrea Caminotti, integrante de OVO Rosario.

Cabe señalar que en la tercera semana de mayo se conmemora la Semana Mundial del Parto Respetado y este año lleva como lema "Mi decisión debe ser respetada". "Para que esto suceda hay que tener información que habilite y desde el Observatorio lo hacemos a través de nuestras redes", señaló al tiempo que subrayó: "Trabajamos para que quienes estén gestando tengan acceso a la información que les permita transitar el embarazo como un estado saludable".

María Soledad Mendoza sumó que, en Rosario, "la atención de partos y nacimientos no está en consonancia con lo que plantea la ley, los protocolos del Ministerio de Salud y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud".

"En lo que respecta a los controles prenatales como ecografías, solo puede ingresar la persona gestante. En caso de parto vaginal, algunos lugares permiten el ingreso de un acompañante de manera excepcional y en las cesáreas la negativa es rotunda. La pandemia profundizo la violencia obstétrica ya que los profesionales amparados en el Covid-19 están violando la ley. Por otro lado, posibilitó que se hable de esto porque mucho de lo que esta pasando hoy ya venia sucediendo", detalló.

Por último, María Soledad remarcó que la evidencia científica hace hincapié en los "múltiples beneficios" del acompañamiento durante el trabajo de parto, del contacto piel con piel inmediato y de la lactancia materna, "aun en caso de covid positivo".

"Estas practicas destinadas a evitar contagios tienen consecuencias que pueden ser nocivas e impactar en la salud de la madre y el bebé. Queremos destacar que hay profesionales empáticos y comprometidos que han incluido recursos como videollamadas en las consultas,
atención y hasta partos domiciliarios. Con o sin pandemia. el parto respetado es un derecho", concluyó.

OVO Rosario fue inauguruado en mayo de 2019 y sus integrantes son Andrea Caminotti, Julia Lopez Barraza, Liza Nasio, María Soledad Mendoza y Juliana Faggi Ccn los objetivos de concientizar, prevenir y tomar acciones concretas para poder erradicar la violencia obstétrica, un tipo de violencia de género invisibilizada que frecuentemente ejercen los profesionales de salud sobre las mujeres y personas gestantes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo