sec-corbata

La industria santafesina se recupera, aunque todavía le falta

Las fábricas insinúan algún repunte en su actividad, pero todavía muy abajo de lo que fue 2019. El desempeño de cada rubro, según un informe de la Federación Industrial de Santa Fe

En seis meses de pandemia, las fábricas santafesinas promedian un tímido repunte que todavía no emparda los niveles de actividad del año pasado. Van siete meses de baja sostenida, una caída del 12% respecto al mismo período de 2019. La desaceleración es evidente por efecto de la pandemia y las restricciones sanitarias que impactan en el consumo. Sin embargo, un análisis de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) avizora cierta amortiguación en ese enfriamiento fabril. 

En julio, por tercer mes consecutivo, se advirtió una tendencia que ayudó a intensificar el nivel de actividad general y desacelerar la caída de la industria respecto de 2019. Los rubros que traccionan esta tendencia son la siderurgia, el sector automotriz y autopartista, frigoríficos, agromáquinas y el cluster de la construcción.

El panorama que midió la entidad que agrupa a todos los rubros industriales de Santa Fe devela el ranking de los rubros que más han padecido el impacto coronavirus y deterioro económico en cuanto a variación interanual con julio de 2019. Esta lista rankea así:  productos metálicos para uso estructural (-44,1%), prendas de vestir (-34,9%), autopartes (-32,7%), maquinaria de uso general (-27,5%), industria siderúrgica (-21%), otra maq. de uso especial (-17,3%), molienda de oleaginosas (-13,3%), edición e impresión (-8,8%), productos de metal y servicios de trabajo (-6,7%), muebles y colchones (-5%), fiambres y embutidos (-4,3%), papel y productos de papel (-3,2%), manufacturas de plástico (-0,4%), carne vacuna (+1,4%), carrocerías y remolques (+2,9%), productos lácteos (+3,7%), y maquinaria agropecuaria (+15,4%) molienda de cereales (+17,2%), y vehículos automotores (+232,1%). 

Ha sido fuerte el impacto. Según la entidad fabril, 65% de los rubros que representa tuvieron en julio un desempeño negativo, es decir, que tuvieron menos demanda, menos producción, menos venta y facturación. El resto sí experimentó, cada sector con sus particularidades, un balance positivo a pesar de la desaceleración de la economía. 

Fisfe encargó un relevamiento acerca de la actitud industrial ante el imperio de la pandemia. Entre las fábricas que relevó, 39% declaró estar produciendo al mismo nivel o incluso más respecto al momento previo a la declaración de la cuarentena sanitaria, en marzo pasado. Solo el 1,4% de las relevadas continuaba con su producción paralizada y un 53% de los establecimientos operaba con caídas mayores al 25%. Un 44% de empresas informó en julio ventas iguales o mayores a las de antes de la pandemia, pero otro 46% todavía enfrentaba caída de ventas superior a 20%.

Como en todo sondeo económico, la inquietud industrial se midió en cuanto a expectativas. En promedio, los empresarios santafesinos se ilusionan con una ligera mejora a fin de año. Sólo el 4% de empresas estima que su producción estará frenada y el 44% prevé producir igual o más que antes de la pandemia. Sin embargo, un 48% de empresas todavía estima que seguirá operando con fuertes caídas. Al mismo tiempo, un 12% afirmó que, de mantenerse las mismas condiciones en los próximos tres meses, la continuidad de su actividad estará comprometida.

Granos y carnes

El procesamiento de soja en la provincia se achicó casi 25% en julio, y acumuló 7,7% menos en siete meses de retracción. También la producción de aceite fue 23% menos que en julio de 2019, y 6% menos en lo que va del año. También disminuyó la exportación de harina y pellets de soja 12,8% interanual, lo que significó 4600 millones menos de facturación por exportación, según Fisfe.

La faena bovina mejoró un poco en julio. En los primeros siete meses del 2020 los 33 frigoríficos de Santa Fe procesaron 1,4 millones de cabezas, 1,6% más que en el mismo período del año pasado. Pero hoy esta provincia representa el 17% de la faena bovina total en el país.

Por el lado de la producción aviar, en Santa Fe este primer semestre marcó un descenso de 7% en relación con el mismo período del año pasado. En cuanto a producción porcina, los 19 establecimientos que participan de este negocio aumentaron 5,7% sus operaciones, con una faena de 761 mil cerdos entre enero y julio. Aquí Santa Fe acompañó el crecimiento que el sector viene experimentando a nivel nacional. 

Los fierros

El informe de Fisfe marca un repunte de la industria siderúrgica en julio respecto al mes anterior, pero todavía abajo en la comparación interanual: 21% menos de acero producido. El laminado es 11% menos que hace un año. 

La metalurgia, en cambio, mejoró en julio respecto de junio, pero sigue 8,5% puntos abajo del julio 2019. En siete meses la producción metalmecánica retrocedió 18,7%. 

En el complejo metalúrgico santafesino se destacaron los siguientes resultados interanuales: fundición (-35,1%); productos metálicos p/uso estructural (-44,1%); otros productos de metal y servicios de trabajo (-6,7%); maquinaria de uso general (-27,5%); maquinaria agropecuaria (+15,4%); otra maquinaria de uso especial (-17,3%); aparatos de uso doméstico (-11,9%); equipos y aparatos eléctricos (-36,3%); autopartes (-32,7%); Carrocerías, remolques y semirremolques (+2,9%) y motocicletas (+1,6%).

Luego de tres meses sin actividad, la industria automotriz en Santa Fe reanudó sus operaciones de manufactura mostrando una sensible mejora en la medición interanual. Sin embargo, afectada por el combate a la pandemia, la producción sectorial mostró entre los meses de enero y julio una baja de 73,1% respecto de igual período del año pasado.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo