sec-corbata

La canasta de jubilados duplica al haber mínimo

Una medición fijó en 23.700 pesos el costo de la canasta básica para una pareja de jubilados. El haber mínimo llega a 9.300 pesos. Este sector perdió en un año 10.000 pesos de poder adquisitivo

Según las mediciones de Cesyac y el Grupo Alerta Jubilados Rosario, la estimación del consumo de una pareja de jubilados en diciembre fue de 23.716 pesos para que ambos paguen alquiler, medicamentos, servicios e impuestos, cable, limpieza, comidas, bebidas y transporte, cuando una jubilación mínima es de 9.300 pesos.

El cálculo existe desde agosto de 2018, mes en que la canasta básica era de poco más de 18 mil pesos, lo que significa que “en cinco meses aumentó mil pesos por mes, y en un año los jubilados perdieron alrededor de diez mil pesos en poder adquisitivo”, precisó el titular de Cesyac Juan Marcos Aviano, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.

“La actual forma de movilidad si bien otorga tres aumentos en el año, no han superado la inflación, y por el contrario, el grupo etáreo de jubilados es el que más ha visto deteriorados sus ingresos en 2018. O sea que una pareja de jubilados con dos mínimas no se llega a cubrir”, precisó.

Rosarioplus.com consultó al referente de la filial Rosario de la Mesa de Jubilados y Pensionados Nacional Enrique Sosa, quien puso en tela de juicio la certeza de la medición. Dijo que ellos se basan en las estimaciones que realiza “desde hace como diez años” el ombudsman de la Ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino, que cuenta con parámetros diferentes.

“Por empezar no calcula de a parejas, sino de a dos personas, y en diciembre pasado, el mismo mes que plantea Cesyac, la estimación fue de 26.049 por mes por persona, utilizando parámetros que disgrega, ítems como esparcimiento”, precisó, y de esta manera dejó entrever que en caso de que los números fueran reales, el gesto mensual duplica al planteado por Cesyac si se divide por persona.

“En el estudio de Aviano hay cuestiones no estimadas, no hay que retacear, sino buscar una realidad e indagar en los precios reales del alquiler, porque el planteado por ellos (de entre 7 y 8 mil por mes) casi son inexistentes”, planteó.

Algunos medicamentos aumentaron el 500 por ciento, por lo que Sosa ironizó, “a veces hay que decidir, se come o se medica”.

El jubilado precisó que “la sensación es de llegar a una edad y sentir que sos material de descarte, ser una carga para los hijos que deben ayudarnos, cuando no habría por qué cuando se trata de un jubilado autónomo, y la seguridad social es una obligación del Estado, cual fuere su historia laboral”, finalizó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo