sec-corbata

La aceitera Vicentín, en crisis por una deuda de 300 millones de dólares

La empresa agroindustrial Vicentín informó que puso en marcha un proceso de reestructuración de su deuda estimada en 300 millones de dólares. En el comunicado habló de una "situación de estrés financiero" y anunció que está "evaluando distintas alternativas" para afrontar los "compromisos adquiridos". 

De esta manera, una de las empresas agroindustriales argentinas más importantes, anclada en el Gran Rosario, anunció en un comunicado que "ha iniciado un proceso de reestructuración de pagos a partir de una situación de estrés financiero que afecta actualmente a la empresa".

La comunicación oficial de la empresa, realizada este jueves por la mañana, provocó incertidumbre en el mercado de granos. Por ello, el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Daniel Nasini, convocó a una reunión urgente para analizar la situación de la empresa y sus posibles repercusiones.

“Dada la trascendencia de la compañía como activa compradora del mercado de granos, autoridades de la BCR y del Centro de Corredores concurrieron al recinto del Mercado Físico de Granos para compartir con sus operadores el comunicado oficial de Vicentín y evaluar los acontecimientos”, señaló la entidad.

Y agregó que “la BCR continuará atenta a la evolución de la situación en los diferentes mercados”. La empresa no comunicó el monto de la deuda que debió reestructurar hasta que este miércoles no pudo hacer frente al pago de proveedores por la compra de granos.

Según la información oficial, el año pasado la firma nacida en la localidad santafesina de Avellaneda ocupó el sexto lugar entre las principales exportadoras del país con 6,3 millones de toneladas sumando cereales, oleaginosas, aceites y subproductos. Lo cual representó el 8% del total de envíos al exterior del sector agroindustrial.

En el comunicado difundido este jueves, la compañía sostuvo que a pesar de haber realizado inversiones por US$ 900 millones en los últimos 10 años en sus plantas de molienda, biodiésel, etanol y en sus puertos que conllevó a "un significativo aumento" en el tonelaje molido y exportado, la firma "se ha visto negativamente afectadas por un contexto de crisis recurrentes, aumento de tasas de financiamiento, cierre de mercados y el incremento permanente del costo argentino".

A partir de este escenario, la compañía comunicó que están "evaluando distintas alternativas y trabajando para poder cumplir los compromisos adquiridos".

"Somos una empresa familiar que ha crecido y generado oportunidades a partir del apoyo de sus trabajadores, proveedores y de las entidades financieras que en distintas etapas han acompañado y apoyado a la empresa. Confiamos en continuar contando con ese apoyo para resolver de manera exitosa la circunstancia que nos toca transitar", concluyó el comunicado.

Fuentes del sector indicaron que los camiones que debían realizar descargas durante la jornada de hoy en las plantas de Vicentín en el Gran Rosario (San Lorenzo y Ricardone) no pudieron hacerlo. “Desde la medianoche no hubo más descargas en los puertos de Vicentín”, explicaron.

Además de las plantas santafesinas en Avellaneda, San Lorenzo y Ricardone, ligadas a cereales y oleaginosas, Vicentín tiene participaciones en el negocio del feed lot, en vinos, jugos concentrados de uva y acopio y exportación de miel, entre otros.

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo