La UNR hace un "buen balance" en el cierre de un año complejo

El rector de la UNR hizo un balance "bueno" del 2017 y adelantó lo que viene para 2018.

El rector de la Universidad Nacional de Rosario, Héctor Floriani, analizó que 2017 fue "un buen año" aunque complejo, en el que “se logró crecer aun ajustándose al presupuesto”. Remarcó el rol clave de la universidad en las elecciones legislativas y el aporte académico en la ley del cannabis medicinal, además de la creación de una nueva licenciatura. Y confirmó lo anticipado por Rosarioplus.com: esperadas obras de infraestructura que se harán durante 2018, la ampliación de aulas para dos facultades y la finalización del comedor del área de salud.

En diálogo con Rosarioplus.com, Floriani repasó lo ocurrido en el ámbito universitario en el año que se va. Consideró que fue un año de crecimiento moderado pero sin números en rojo. Recordó que “se postergó la incorporación de nuevo personal para cuidar el presupuesto, mantener el personal que tenemos y evitar el déficit” en un marco de ajuste nacional. Y sobre lo que vendrá en 2018, remarcó el presupuesto aprobado esta semana en el Congreso de la Nación por 4.600 millones de pesos, en un devenir lleno de celebraciones por el 50 aniversario de la universidad y el Centenario de la Reforma Universitaria.

La búsqueda de la UNR, según precisó Floriani, es “avanzar hacia un esquema de recorridos transversales y diagonales en los procesos formativos de las diferentes unidades académicas, en busca de más permeabilidad, porque se naturaliza desde siempre la división rígida de facultades, que en ciertas tareas es necesario pero hoy se plantea avanzar hacia el intercambio de disciplinas”.

En este sentido recordó que “la nueva Licenciatura en Turismo se plantea directamente desde dos facultades, la de Ciencias Económicas y Ciencia Política, y justamente esta oferta responde a una demanda latente (ya tuvo más de 600 consultas), ya que no había una licenciatura universitaria en la región con un título universitario pleno, y el turismo es una actividad económica en desarrollo en la región y la ciudad”. Es un intento de “dar una respuesta calificada a esa demanda, desde la capacidad que tiene la UNR”.

Sobre el primer lote de cannabis medicinal que avanza en la Facultad de Ciencias Bioquímicas en consonancia con los avances de la ley provincial, Floriani apuntó que “es una excelente idea que la universidad ofrezca su legitimidad en la producción científica y su trabajo para aportar a la sociedad, más allá de que para muchos sea una ley polémica”.

Consultado por la activa participación de la UNR en las elecciones legislativas del 2017, precisó que “organizar un debate preelectoral de los competidores, que tuviera solvencia y técnica como ocurrió, me enorgullece como rector. Da mucha satisfacción percibir el enorme capital que aporta para la sociedad. Es una responsabilidad enorme, y en realidad es uno de tantos servicios que la UNR presta a la comunidad, así como la investigación del cannabis medicinal y tantas otras, y es otra muestra evidente de lo que podemos aportar a mejorar la sociedad”.

Lo que se viene para el año que comienza

Consultado por una posibilidad de que el ajuste impulsado por el gobierno nacional afecte el ámbito universitario, Floriani lo relativizó: “Si hay un temor no hay motivo para tenerlo, somos cuidadosos con que el crecimiento no sea mayor a las posibilidades pero nunca será hacia la reducción. El Estado nos da el presupuesto pero la Universidad es autónoma sobre cómo lo utiliza”.

Son varios los proyectos en carpeta que arrancan con los primeros meses de 2018, y todos ellos bajo la impronta de Floriani de invertir en mantenimiento y mejoras de infraestructuras: “Es un rasgo de mi gestión, que destinó ya 7,5 por ciento del presupuesto cuando todo el resto es para sueldos (y este año el monto será similar), porque observé que en general esta sociedad cuando construye no lo hace con la perspectiva de que cada año debe mantener las condiciones edilicias, algo fundamental para las casas de altos estudios”, precisó.

Ya es un hecho la ampliación de las facultades de Ciencia Política y Arquitectura, ya que “las dos necesitan el espacio con urgencia”. Este proyecto fue bautizado "Aulario del CUR", y comprenderá 3500 metros sobre la barranca de la Siberia mirando hacia el río, para sumar una cantidad de aulas que compartirán ambas facultades. “En este camino de la transversalidad de disciplinas porque hay que apostar a cambiar los espacios de estudio estancos entre paredes”, consideró.

Para este plan de obra fue aprobado un presupuesto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación  y el de Infraestructura de la Nación, pero “mientras se espera la partida, se invertirá de nuestro propio presupuesto para poder comenzar las obras”.

La otra gran obra, esperada por cierto por los estudiantes, es el avance del comedor del área de salud, para las facultades de Medicina, Bioquímicas, Enfermero y Odontología. “Esta obra comenzó hace años, pero la constructora se presentó en convocatoria y debimos cancelar el contrato”, aclaró. Ya está publicada la licitación para febrero, y tendrá una inversión de 16 millones de pesos.

“Las obras se van haciendo según las necesidades y los recursos que tenemos de forma razonable”, precisó el arquitecto ante el retraso de esta obra reclamada por estudiantes, a la vez que recordó que “existe un sistema de viandas saludables que funciona en el bar de la facultad”.

Finalmente, adelantó que pretende hacer “un plan estratégico de desarrollo, algo que nunca se hizo en la Universidad, para plantear qué proyectamos sobre lo que es y lo que queremos que sea”. Y prometió que “por el centenario de la Reforma Universitaria y los 50 años de la UNR como institución rosarina, que se desprendió de la Universidad Nacional del Litoral, habrá actividades y celebraciones durante todo el año".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo