sec-corbata

La Municipalidad vuelve a licitar los bares de Rambla Catalunya

Le había quitado la concesión al empresario que los explotó por largos años, luego de descubrir que robaban la energía eléctrica. Ahora los quiere concesionar por separado y solo por seis años.

La Municipalidad salió este lunes a buscar interesados en la licitación de los bares de la Rambla Catalunya cuya concesión anterior interrumpió al descubrirse que esos comercios realizaban un formidable hurto de energía eléctrica a la red de alumbrado público. Los pliegos licitatorios salieron a la venta y los sobres con las ofertas se abrirán el mes próximo, ya para definir los nuevos concesionarios. Cada oferente no podrá explotar más de dos de los comercios licitados, y como condición sine qua non tendrá que continuar con los empleados que venían de la concesión anterior. Esta vez el criterio parece diferir a la etapa anterior, cuando el mismo concesionario -Mario Cornaglia- ocupó por muchos años el negocio de esos servicios municipales en la Rambla Catalunya. Los nuevos pliegos admiten un plazo de 6 años, prorrogables a un año más.

Se trata de cinco bares restorán, dos de ellos con amenización musical permitida, y otro con un minimercado. Mientras funcionaron bajo el control de Sol Eventos y Catering, del empresario Mario Cornaglia, se llamaban Natural Mystic, Primavera, Caracolas, Sr. Arenero y Mordisco. Desde octubre pasado asumió el gerenciamiento de los cinco locales la empresa del Estado municipal Costanera Rosario, y ahora se llaman Kinston Roots, Serena, Chulavista, Hemingway y Rambler, respectivamente. 

Kinston Roots, o el viejo Natural Mystic.

La caída de Cornaglia como histórico concesionario de los bares de la costa norte sobrevino a partir de la denuncia penal que presentó en octubre del año pasado la Empresa Provincial de la Energía, luego de que sus inspectores descubrieran una conexión clandestina desde la red de alumbrado público hasta uno de los bares a cargo del empresario. 

La Municipalidad finalizó entonces la concesión y encomendó la explotación comercial a Costanera Rosario. Eso le valió una demanda judicial de Cornaglia en la Cámara en lo Contencioso Administrativo al entender que el municipio rescindió su contrato de manera unilateral e inconsulta. A su vez, la Municipalidad de Rosario replicó con otra demanda al empresario por incumplimientos de concesión y obras inconclusas, explicó el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, a Rosarioplus.com.  Y Cornaglia también le añadió otra querella al municipio por usarle los insumos (vajilla, mobiliario, etc)a Sol Eventos y Catering durante la continuación de la actividad, desde octubre hasta hoy. En este sentido, el municipio se avendría a abonarle al empresario gastronómico un dinero por ese uso. 

Leone reveló que ya hubo consultas sobre el futuro de esos comercios vacantes. "Se permitirá licitar hasta dos comercios por cada concesionario como máximo. Lo ideal sería que hubiera un titular para cada uno. Pedimos antecedentes económico contables y una propuesta gastronómica para cada lugar", contó. Por el contrario, esta vez quitan de las obligaciones del concesionario el mantenimiento de la playa en Rambla Catalunya, algo que había sido asignado a Cornaglia y que era motivo de conflicto recurrente con el municipio.

Otro requisito agregado a los pliegos licitatorios es la condición de incorporar a los 70 trabajadores y trabajadoras que se emplean en los cinco comercios a concesionar.

Si bien cada caso tiene sus particularidades y difieren en lo económico, Leone contó que habrá un canon básico de 35.000 pesos mensuales, que variará según la temporada del año, dado que la recaudación de esos locales costeros aumenta en verano y disminuye en invierno. De cualquier modo, destacan en el Palacio de los Leones, la suma de los canon será superior a los casi 100 mil pesos mensuales que abonaba el concesionario destituido. 

En el anuncio realizado este lunes, el director de Costanera Rosario, Lucas de la Torre, destacó: "Antes del comienzo de la temporada, la Municipalidad realizó múltiples trabajos en el espacio público que cientos de rosarinos disfrutaron a diario: se instalaron duchas, cartelería y señalética de playa, se concretó el refulado de arena en diferentes sectores y se colocaron espacios deportivos (canchas de vóley y fútbol tenis). También se asignó personal de forma permanente a la administración de los baños públicos y el mantenimiento de la playa". El funcionario también enumeró otras mejoras, a saber: la intervención artística del mobiliario urbano en plaza seca de Gallo y Costanera (a través de talleres de autocuidado de mujeres del distrito Norte), la inauguración de la Feria de Artesanos La Florida y la pintura general del paseo público. Asimismo, se instaló una rampa para kayakistas; se pintó el piso en la bajada náutica ubicada en Gallo y Costanera; se determinó un sector de la playa para practicar kitesurf y se renovó la plaza de los pescadores. En términos de movilidad y transporte, se pusieron bicicleteros nuevos, se repintó la ciclovía y se instaló un puesto de recarga y personalización de la Tarjeta Movi.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo