sec-corbata

La Muni encuentra poco apoyo en el Concejo para aumentar la TGI

Asegurado defendió el Presupuesto 2018 en el Concejo (Prensa Concejo)

El secretario de Economía y Hacienda municipal, Santiago Asegurado, defendió el proyecto de Presupuesto 2018 del Ejecutivo ante la comisión de Presupuesto del Concejo municipal. Entre los ítems que mayores discusiones suscitaron entre los ediles y el funcionario, el más preponderante tuvo que ver con la idea del oficialismo de aumentar la TGI en un 15% para fortalecer el Fondo Compensador del Transporte y subsidiar el boleto del colectivo.

Es que desde 2015 el Ejecutivo cuenta con la aprobación de un aumento del 18% de la TGI para 2018, pero ahora propone liberar un 15% los topes previstos, suma que sería destinada al financiamiento del transporte público de pasajeros. Los ediles del arco opositor cuestionaron la iniciativa del socialismo, al tiempo que criticaron a los gobiernos nacional y provincial por la falta de aportes para subsidiar el transporte.

Que pongan otros

En el Pro, la concejala Renata Ghilotti criticó el proyecto del Ejecutivo y consideró que incorporar un incremento de la TGI para financiar al transporte obedece a “un concepto distorsionado”. En ese sentido, reclamó aportes del gobierno provincial para sostener la tarifa del TUP. En la misma línea se manifestó la edila Lorena Giménez, de Compromiso Social, quien cuestionó que “siempre desde el municipio se hacen malabares para financiar el transporte y se exige a la Nación, pero la provincia finalmente no aporta”.

Diego Giuliano, de Rosario Federal, expresó “estar de acuerdo con el principio de solidaridad” de la iniciativa del Ejecutivo, pero también manifestó preocupación por el congelamiento de subsidios nacionales y marcó la responsabilidad del gobierno provincial a la hora de contribuir al transporte. “Preocupa que el municipio esté tirando la toalla a la hora de reclamar más subsidios”, dijo.

El Ejecutivo pretende subsidiar un peso por boleto

Desde el peronismo, tampoco hubo voces amables para el intento del socialismo de subsidiar el boleto con un aumento de la TGI. Norma López, de Frente para la Victoria, aseguró que no le pareció “correcto”, mientras que Eduardo Toniolli, del Partido Justicialista, se manifestó “siempre a favor de buscar otras formas de financiamiento más progresivos para el trasporte público” pero disparó: “M más allá de eso, no estamos discutiendo mejorarlo sino se está admitiendo una baja en el otorgamiento de subsidios nacionales. Porque si hay un retiro de los subsidios nacionales en la estructura de costos es muy preocupante”.

María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, también transmitió preocupación ante cualquier posible congelamiento o baja de los subsidios nacionales. Además, demandó la implementación de la tarjeta sube, porque aporta “mayor transparencia al sistema ya que no se subsidian a las empresas sino a los pasajeros”.

Caren Tepp, de Ciudad Futura, calificó como “regresivo” un incremento de tasas para financiar el transporte público, y al mismo tiempo consultó cuáles son las proyecciones previstas para el incremento del boleto para el año próximo.

Otro tributo

Varios de los concejales presentes contrapropusieron al funcionario del Ejecutivo crear un nuevo tributo que sirva directamente para el financiamiento del transporte, en lugar de aumentar la TGI. Sin embargo, se encontraron con la negativa del titular de Economía y Hacienda, quien explicó que, en el actual contexto donde el Gobierno nacional está planteando la eliminación de tributos de los Estados subnacionales, resultaría difícil la creación de uno nuevo de orden municipal.  “Esta propuesta que hacemos es un modo solidario y transversal de garantizar recursos”, defendió la iniciativa.

“No coincidimos con el criterio de no crear una nueva tasa para el transporte, cuando los municipios cada vez asumen más responsabilidades, según las leyes nacionales. Así, siempre se va a seguir gravando la tasa, y la TGI va a tener un límite”, respondió Marina Magnani, de Unidos y Organizados-FPV.

Los que bancaron

Carlos Comi, de la Coalición Cívica-ARI, quien preside la comisión de Servicios Públicos defendió al Ejecutivo y recordó recientes reclamos realizados por la secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado, al gobierno federal, ante la desigualdad a la hora de la distribución de subsidios. “No se puede considerar que un ciudadano de Buenos Aires sea distinto a uno de Rosario”, afirmó.

Por su parte, Verónica Irizar recordó que las demandas por equiparar los subsidios que benefician a la ciudad autónoma de Buenos Aires con el transporte local no son nuevas y se vienen sosteniendo desde años. También mencionó otras variables que “complican el actual escenario como la liberación del precio de los combustibles”. Y a la hora de defender el proyecto del  Ejecutivo ponderó aquellas políticas que exigen más esfuerzo a los sectores de mayor poder contributivo.

Luego de brindar respuestas a las consultas y críticas de los concejales, Asegurado abrió el juego para escuchar futuras contrapropuestas a la actual grilla de incrementos de la TGI para destinar a transporte público, con el fin de mejorar la iniciativa y apuntar a una mayor equidad distributiva.

También asistieron a la reunión que se realizó en el despacho de presidencia, el presidente del bloque Socialista, Horacio Ghirardi, los ediles Aldo Poy, de Partido Demócrata Progresista (PDP), Carlos Cossia, de Peronismo Solidario, Celeste Lepratti, de Frente Social y Popular.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo