sec-corbata

La Biblioteca Pocho Lepratti festeja sus 15 con un festival

Conocida por su trabajo comunitario y cultural en el corazón de Tablada, la Biblioteca Pocho Lepratti celebra este cierre de año de una manera especial: es que festeja 15 años de vida y por eso convoca a festival en plena calle Virasoro entre Chacabuco y Esmeralda.

“Ansiosos y muy contentos”, los jóvenes y niños que asisten a la biblioteca celebrarán desde las 15 con muestras de sus talleres como corolario del año y con el logro del estreno de la casa nueva para esta biblioteca popular. De hecho, este verano será la mudanza.

Este octubre, cuando se cumplieron los 15 años de su nacimiento, fue la inauguración de la nueva casa donde funcionará la biblioteca, la radio comunitaria, los talleres y el jardín, en calle Chacabuco 3085. Una casa enorme, esperada durante años, ya que fue “comprada por la biblio y con aportes del gobierno provincial fue refaccionada para su puesta a punto”, contó a Rosarioplus.com María José Draperi, integrante de la comisión directiva de la Biblioteca.

Los rosarinos podrán formar parte del festejo con una jornada al aire libre con juegos, obras de teatro, murgas, bandas, serigrafía (se invita a llevar remeras para estampar), merienda y buffet. Todas las actividades fueron organizadas por los jóvenes de la biblio que “fueron alumnos durante años en los talleres, siguen vinculados y algunos hoy son profesores”.

Los chicos de diferentes edades dibujaban en una actividad escolar, en 2014.

La Biblioteca Pocho Lepratti es un proyecto cultural, educativo y social que surgió como respuesta a una necesidad de los vecinos de barrio Tablada tras la devastadora crisis de 2001. La intención era trabajar con los niños y jóvenes de las familias afectadas por la desocupación.

"Era una necesidad de un barrio de gente laburante y estudiante, y comenzó con talleres de salud, educación popular y un roperito comunitario”, recordó Draperi. Al poco tiempo la biblioteca se conformó como asociación civil, y eso le permitió su paulatino crecimiento, con cada vez más talleres infantiles y juveniles, y en 2009 se conformó el jardín para niños de dos a cuatro años.

Para los más grandes se fueron afianzando los talleres de oficios para una salida laboral, como serigrafía, sublimación y mosaiquismo, y en 2010 con la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual se creó la radio comunitaria FM La Hormiga, que además de expresar las voces de lo que se gesta en la propia biblioteca, se conformó como una radio escuela sumando muchas voces.

Rubén Naranjo (izq.) junto al director de la biblioteca, Carlos Núñez.

Un personaje destacado en la historia y fundación de la biblioteca fue el docente Rubén Naranjo, artista comprometido con las causas sociales, quien fue director del esatblecimiento educativo, así como de la Casa Chicos, y miembro de la Asamblea de Socios por la Recuperación de la Biblioteca Popular C. C. Vigil y de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Hace tres años se creó formalmente el centro de día para los jóvenes, que a través de convenios con el gobierno provincial, acompaña a los chicos en el Plan vuelvo a estudiar y el Nueva Oportunidad de inserción laboral.

“Más que una biblioteca, es un espacio social y cultural del barrio, muy distante a la imagen que se puede tener de una biblioteca convencional y silenciosa”, aseguró Draperi.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo