sec-corbata

Juntan ropa de abrigo para 80 nenes que estudian en escuelas de las islas

Cerca de 80 chicos de entre 4 y 17 años asisten a las cinco escuelas que hay distribuidas en las islas ubicadas en el río Paraná, frente a Rosario. Van a clases "contra viento y marea", literalmente, con sus canoas. Viven con sus familias en condiciones humildes, y el invierno suele complicarlos porque en los humedales sufren la furia de la sudestada.

¿Cómo ayudarlos? La ONG Amigos del río, con la colaboración de varias escuelas rosarinas y el Corredor La Florida, impulsa una colecta de frazadas, gorros de lana, guantes y bufandas para que los chicos pasen mejor los meses de bajas temperaturas que están por venir.

“Los isleños son pescadores como nosotros, y fue a través de la pesca que nos fuimos conociendo. Descubrimos que la precariedad en que viven contrasta con su generosidad, ya que nos han dado cobijo si nos agarra pescando una sudestada o nos han dado nafta si el motor de la embarcación dejó de funcionar”, contó el miembro de Amigos del río, Marcos Massonneau, a Rosarioplus.com. "A medida que los fuimos conociendo vimos las necesidades que tienen. Sus hijos son muy tímidos, pero no dejan de estudiar todo el año", remarcó.

Las escuelas que recibirán y administrarán las donaciones son: la Escuela Número 26 Leandro Alem (Isla Charigué, Victoria), la Escuela Número 1139, Marcos Sastre (isla El Espinillo), la Escuela número 45, Martín J. Thompson (Isla la Invernada), la Escuela Número 3 Gral. Manuel N. Savio (Paraje Las Cuatro Bocas Isla Victoria, frente a Arroyo Seco) y la Escuela Flotante Número 61 Francisco Ramírez (isla Victoria, a la altura de Villa Constitución).

Entre las escuelas, las tres ubicadas frente a Rosario son las más convocantes, tienen más de 50 alumnos. Por su parte, la de Arroyo Seco tiene otros 20 estudiantes. En la Escuela Flotante la situación es única: tiene dos alumnos solamente. "Su director viaja junto al director de la escuela Savio todos los lunes desde Victoria en auto, viven en las islas durante toda la semana, y vuelven los viernes a sus casas, desde hace años”, contó Massonneau.

La Escuela Flotante n°61 Francisco Ramírez,
de las islas de Victoria.

No es la primera colecta que los Amigos del río realizan. En cada oportunidad, se fue sumando más gente solidaria. En una convocatoria realizada para recolectar ropa de verano, Massonneau vivió un episodio que lo emocionó. Aunque él aunque es acérrimo hincha leproso, le regaló una remera de Rosario Central a un chico. “Cuando se la di el nene se puso a llorar, y no entendíamos, pensamos que se había puesto triste y sin entender la causa. Hasta que nos dijo que tener esa remera era su sueño”, reveló.

Las familias que viven en las islas viven en casas de madera, elevadas para evitar el agua, aunque “hay años en que la subida del Paraná es mayor de lo normal, y pierden todo, como pasó hace dos años. Y a pesar de que la Municipalidad y Prefectura Naval les ha ofrecido refugios provisorios, ellos se seguían quedando en sus casas por el arraigo, y porque no se acostumbran a la vida en la ciudad”, aseguró.

Los alumnos de la Escuela Marcos Sastre recibiendo frazadas en
la campaña del invierno pasado.

Cómo ayudar

La campaña impulsada ahora por Amigos del río junta abrigos hasta mediados de junio, pero “en la medida que los directores avisen que se necesita, se irán llevando antes”, precisaron los organizadores.

Los lugares que reciben donaciones de abrigos para los chicos de las islas y sus familias pueden ser: Jardín Palabracadabra en calle 3 de Febrero 4020 de lunes a viernes de 8 a 17; Balneario La Florida. Av. Costanera y Escauriza, todos los días de 10 a 16hs; Sede Grupo Scout San Patricio, Mendoza 1381, los sábados de 15:30 a 18:30hs; ó llamando a los teléfonos 341-388-2066 ó 341-597-2124.

Además Amigos del río suma a toda persona, familia o institución que quiera sumarse a sus diversas campañas de solidaridad con la gente de las islas entrerrianas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo