sec-corbata

Javkin: "No hay modo de que esto se pueda resolver desde los municipios"

El intendente Pablo Javkin se reunió con sus pares de Santa Fe y de otras ciudades del país afectadas por el paro nacional de choferes del transporte urbano e interurbano y afirmó que la solución del conflicto depende de una modificación de los subsidios nacionales o la inclusión de las empresas del TUP en el programa ATP.

"No hay modo de que esto se pueda resolver desde los municipios y es esto lo que estamos planteando. Fundamentalmente dependemos de que se incluya al transporte urbano o interurbano en el programa ATP (de asistencia del Estado nacional para salarios en empresas en crisis) o de una modificación de los subsidios que venían aportándose para sostener el boleto pero que después de la pandemia no tuvieron ninguna evolución", explicó el titular del Palacio de los Leones, en cuanto a lo conversado con sus pares. 

"Es imperioso que Nación escuche al interior", agregó y precisó que todos los intendentes que participaron del encuentro coincidieron en que "es indispensable un mayor aporte del gobierno nacional para enfrentar la compleja situación en el marco de la pandemia".

En ese sentido el intendente recordó que el sistema de transporte se financia en un 45% con subsidios (Nación, provincia y municipio) y y 55% con recaudación propia, y que "de lo que recaudábamos con 450.000 pasajeros hoy se recauda sobre sobre 62.000".

"La reducción es del 85% de los recursos y esto, con dos meses acumulados, hace imposible el financiamiento del sistema sin el reconocimiento de los subsidios o bien a través del ATP en relación a los sueldos de los trabajadores, por eso esta situación se da en todo el interior  del país y tenemos hoy un panorama de parálisis del transporte urbano por la imposibilidad de continuar con el financiamiento, muy distinto a lo que se da en Capital y el Amba porque tienen mucho más subsidios", analizó el referente de Creo.

Y concluyó: "Es fundamental encontrar una respuesta porque el escenario no es sólo hasta acá; mínimamente tenemos tres meses más en una situación similar y probablemente lleve mucho tiempo recuperar la cantidad de pasajeros, porque por una cuestión sanitaria vamos a seguir desincentivando el uso del transporte público".

Del encuentro, que como es habitual se desarrolló de manera virtual, participaron junto a Javkin sus pares Adan Bahl (Paraná); Emilio Jatón (Santa Fe); y Martín Llaryora (Córdoba).

Un esfuerzo que no alcanzó

Este miércoles, el municipio de Rosario, a través del financiamiento del Banco Municipal, aportó nuevos recursos a las tres empresas prestatarias del servicio para acreditar este mismo miércoles 20 de mayo un 15% más del sueldo total de los trabajadores en conflicto, llegando así a percibir el 65% del mes de abril, aunque el sector gremial igualmente resolvió la continuidad de la medida, a la espera de la reunión entre la dirigencia de UTA y el Ministerio de Trabajo de la Nación que se concretará este jueves 21.

Compleja coyuntura bajo pandemia

Tal como lo comunicó el Ente de la Movilidad en sus mediciones, el uso del transporte público disminuyó notablemente durante el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio. En la semana previa a la medida dispuesta a nivel nacional, con la suspensión de clases ya se había registrado una caída del 58%, y a partir del 20 de marzo, la disminución de pasajeros superó el 92%. En la última semana previo al corte de crédito laboral, la ocupación nunca superó el 19%. El lunes 13 de marzo, previo a las medidas adoptadas para evitar la propagación de la pandemia, el transporte público fue utilizado por 391.333 personas, mientras que luego del 20 de marzo, durante los últimos días de dicho mes, nunca se superaron los 42 mil pasajeros. En tanto, durante el mes de abril generalmente estuvo por debajo de los 55 mil pasajeros. En todos esos días, circuló el 80% de los colectivos de un día normal, pero los pasajeros nunca susperaron el 19%. Paro en todo el país

La medida de fuerza abarca a las principales ciudades del país, exceptuando a Capital Federal y el Área Metropolitana de Buenos Aires, que cuentan con un sistema de subsidios diferencial en relación al resto del país.

Además del transporte urbano e interurbano de Rosario y el Gran Rosario, esta situación afecta a prácticamente todas las ciudades del interior del país y sus zonas metropolitanas como Córdoba, Santa Fe, Mar del Plata, Corrientes, Resistencia, Bahía Blanca, San Luis, Tucumán, Jujuy y Paraná, entre otras.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo